‘GAME OF THRONES’

Un final perfecto, según el actor Isaac Hempstead-Wright

Un final perfecto, según el actor Isaac Hempstead-Wright
Un final perfecto, según el actor Isaac Hempstead-Wright

El final de la serie Game of Thrones sigue siendo tema de plática. Aún la brecha entre los que quedaron conformes y los que no con la conclusión de la historia de los siete reinos sigue abierta, por lo que los actores siguen siendo cuestionados sobre su opinión.

En el caso de Isaac Hempstead-Wright, que interpretó el papel de Brandon Stark en la serie de HBO, el final fue perfecto. “No cambiaría nada. No creo poder hacer un mejor trabajo que el de los escritores y productores, y cualquier versión o corrección que le hiciera seguro no fuese la mejor. Aunque me hubiera gustado que Bran hubiese tenido un enfrentamiento con espadas”, comentó el actor británico durante su participación en el pasado Comic Con Colombia.

“Cuando se miran, Bran lo hace con pesar, con piedad y culpa, porque el Cuervo de tres ojos es el responsable de alguna manera de que el Knight King sea lo es”.


Isaac Hempstead-Wright, actor.

Para él, como para gran parte del elenco, la experiencia de la serie no se limita a la fama que tiene, sino que fueron 10 años de convivencia. “Ellos me vieron crecer, compartimos vivencias muy íntimas y somos como una familia” explica Hempstead-Wright, aclarando que aunque comenzó a trabajar en el proyecto cuando era un niño, la temática violenta y sexual de la producción no fue un problema para él. “En realidad no me dejaban ver las partes más fuertes, además, cuando estás en un set rodeado de muertos y personas decapitadas, pero ves al encargado de los efectos detrás de una piedra bombeando la sangre, la verdad, la magia de la ficción se pierde”.

Sobre el final

Sabe que muchos puntos de la octava temporada han sido cuestionados por los fanáticos, pero por mencionar algunos “que mataran al Night King en el tercer episodio me pareció brillante, porque deja la sensación de que el verdadero peligro somos nosotros, los humanos. Somos quienes vamos a destruir el mundo con nuestras peleas sin sentido”. En cuanto a la locura de Daenerys Targaryen, personaje al que el actor le hubiese gustado ver gobernando, cree que “las señales siempre estuvieron allí. “Ella siempre fue una Targaryen, siempre fue sangre y fuego”.

Una escena en especial que se discutió fue cuando Bran finalmente se encuentra con el Knight King. “Cuando se miran, Bran lo hace con pesar, con piedad y culpa, porque el Cuervo de tres ojos es el responsable de alguna manera de que el Knight King sea lo es. Él era un hombre que fue obligado a convertirse en este rey zombi”.

El mensaje

Durante uno de los paneles del evento, una persona con discapacidad le preguntó al actor sobre qué le había parecido que justamente un personaje en silla de ruedas haya terminado victorioso, a lo que Hempstead-Wright no dudó en responder que “esa es precisamente la parte maravillosa que tiene el desenlace. Nadie pensaría que una persona con discapacidad fuera a sobrevivir en un mundo como Game of Thrones, y mucho menos ser coronada. La historia de Bran es un viaje y un mensaje poderoso”.

Edición Impresa