Sobre las flores de invierno

Sobre las flores de invierno
Una modelo con un diseño de Zulfiya Sulton durante Mercedes-Benz Fashion Week Moscú.

Las flores ya no se marchitan, al menos las que pueblan las telas. Margaritas, claveles y rosas se vuelves atemporales y amplían su reinado del verano al invierno, ejerciendo también como un estampado de transición perfecto para la primavera y el otoño en bordados, pedrería, estampados, y además de todos los tamaños.

Las flores ya no desprenden inocencia, destilan sensualidad y dibujan sus formas sobre rosas o colores crudos; pero es sin duda el color negro, con encajes y transparencias, el lienzo preferido de los diseñadores.

El italiano Giambattista Valli es uno de los creadores que ha apostado fuerte por la tendencia, pintando flores en amarillos vivos sobre el negro, uno de los prints de la temporada.

La firma Blumarine también viste el invierno de colores y, sobre un fondo neutro de encaje, proliferan pequeñas flores de pedrería, en cuerpo y mangas.

Valentino también llena de vistosos vegetales los abrigos. El ante negro sirve de base al italiano para prender flores de pedrería que visten la pieza en la parte frontal y en detalles como el cinturón trasero y las mangas.

Dolce&Gabbana ha visto en las flores el ornamento ideal para todas las estaciones. La rosa es el emblema de su colección pre-fall de 2015, donde se estampa, a gran tamaño, sobre telas blancas y rosas, para que trascienda las estaciones y sirva de acompañamiento en el paso de la primavera al otoño.

La flor encarnada se vuelve ideal para el invierno cuando se contrasta con un fondo oscuro.

La actriz Mónica Bellucci, en el estreno en España de Spectre, llegó ataviada con un vestido negro de los italianos, con mangas transparentes, entallado hasta los tobillos, y con varios ramilletes de estas flores.

Su colega Jennifer Lawrence se ha apuntado a los estampados florales de Dolce&Gabbana y se ha puesto en alguna ocasión un vestido negro con sobrecamisa transparente, que no se limita a las rosas y luce bordados de claveles y flores naranjas y rosas.

Los italianos continúan con su apuesta floral para la estación primaveral con una colección en la que la margarita es protagonista indiscutible en gafas, diademas y vestidos con fondo negro, una tendencia que también defendió la diseñadora María Escoté en la semana de la moda de Madrid, con una colección plagada de las flores blancas y amarillas.

Edición Impresa