PRESERVACIóN

Al pie de la Acrópolis hay un barrio cicládico que resiste

Al pie de la Acrópolis hay un barrio cicládico que resiste
Al pie de la Acrópolis hay un barrio cicládico que resiste

“¿La Acrópolis? Es por allí”. Los habitantes de Anafiotika no se cansan de responder a diario a los turistas perdidos en los callejones de su minúsculo y desconocido barrio de arquitectura cicládica, incrustado en la roca sagrada.

El barrio de casas blancas y ventanas diminutas, tradicionales en las ventosas Cícladas del mar Egeo, alberga un centenar de viviendas de piedra, construidas en la vertiente noreste de la Acrópolis de Atenas y sus templos ilustres como el Partenón.

“No sabíamos nada de este barrio tan particular, y lo encontramos por casualidad bajando del Partenón”, cuenta Mila Mihaylova, una turista búlgara de 25 años.

Anafiotika es uno de los viejos barrios populares del centro histórico de la Atenas moderna, con una edificación que se remonta a 1834.

“En aquella época, obreros de las Cícladas, en el mar Egeo, y sobre todo de la isla de Anafi, famosa por sus talladores de piedras, fueron convocados por el rey Othon I para reconstruir Atenas, capital del joven Estado griego” de entonces, recuerda Eri Paklatzidi, ingeniera civil del servicio arqueológico de Atenas.

Atenas había quedado destruida tras la guerra de independencia (1821-1829) contra los otomanos, “y esos obreros tenían que construir los edificios oficiales, incluido el palacio real, que se convirtió en la residencia del presidente de la República tras la abolición de la monarquía en 1973”, precisa.

“Anafiotika tiene un valor histórico, representa la arquitectura popular con elementos cicládicos“, explica el arquitecto Panayiotis Paraskevopoulos.

Edición Impresa