LITERATURA

Premio a las Letras para Carrère

Premio a las Letras para Carrère
Emmanuel Carrère. AFP/Archivo

Con una “personalísima” obra que difumina las barreras entre realidad y ficción, el escritor francés Emmanuel Carrère fue galardonado en España con el premio Princesa de Asturias de las Letras.

El también guionista y realizador parisino de 63 años ha creado “una obra personalísima generadora de un nuevo espacio de expresión que borra las fronteras entre la realidad y la ficción”, señaló en su fallo el jurado, que se reunió de forma telemática por la pandemia de la Covid-19.

Este es el quinto de los ocho galardones que anualmente entrega la Fundación Princesa de Asturias, considerados los más prestigiosos del mundo iberoamericano.

El jurado, presidido por Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española, lo elogió como un escritor que ha hecho “un retrato incisivo de la sociedad actual y ha ejercido una notable influencia en la literatura de nuestro tiempo”.

Conocido principalmente por El Adversario (2000), un libro que suele ser comparado con A Sangre Fría (1966) del estadounidense Truman Capote, este diplomado del Instituto de Estudios Políticos de París publicó su primera novela, L’amie du jaguar, en 1983, y desde entonces ha estado muchas veces entre los autores de mayores ventas en su país.

Fue a partir de El Adversario, la historia real de Jean-Claude Romand, quien el 9 de enero de 1993 mató a su familia e intentó suicidarse sin éxito, cuando desarrolló su escritura de no ficción en la que mezcla su propia experiencia con las vidas de personas reales.

Un tipo de obra “en el que se entrecruzan hechos y personajes de la vida real con reflexiones sobre el acto de escribir y la experiencia del propio autor” y que plasmará en libros como Una novela rusa (2007) o De vidas ajenas (2011).

“Tengo un gusto ávido por la literatura hispánica y es en el mundo hispano donde mis libros suscitan más interés, así que estoy muy contento” por el reconocimiento, reaccionó Emmanuel Carrère contactado por la AFP.

Edición Impresa