DERIVACIÓN

Por la promoción y protección de los derechos humanos

Según la Organización de las Naciones Unidas, más de 200 millones de personas que viven en América reconoce su linaje proveniente del continente africano. La llegada de estos grupos está relacionada a una larga historia como víctimas de esclavitud, el colonialismo y, más reciente, las migraciones que los han marginado a condiciones de pobreza. Estudios en el globo señalan que a los afrodescendientes se les limita el acceso a la educación, salud y vivienda.

En la actualidad sufren actos discriminatorios, xenofobia e intolerancia. La visibilidad de estos grupos y el reconocimiento de sus aportes en cada sociedad y el apoyo a su justo desarrollo, se mencionan como una forma de superar estas fisuras que son parte de los compromisos abordados en el denominado “Decenio Internacional para los Afrodescendientes”, el cual comenzó el 1 de enero de 2015 y terminará el 31 de diciembre de 2024. “La comunidad internacional reconoce que los afrodescendientes representan un grupo específico, cuyos derechos humanos deben promoverse y protegerse”, añade el organismo internacional.

Edición Impresa