HISTORIA

Las razones de los olvidos históricos son variadas

Las razones de los olvidos históricos son variadas
Las razones de los olvidos históricos son variadas

El docente panameño Félix Chirú Barrios presentó la nueva edición del libro Celebraciones centenarias: la construcción de una memoria nacional en Colombia, del historiador colombiano Raúl Román Romero.

En este acto, ocurrido el pasado 21 de noviembre en la Universidad Nacional de Colombia, Barrios calificó la obra de Román Romero como “actual y oportuna, que contribuye, desde el punto de vista histórico, a la discusión del contexto sociopolítico vigente de Colombia y a la comprensión de los ‘futuros del pasado’ de este país a través de las conmemoraciones, estas que contribuyen a nacionalizar a los ciudadanos y que construyen identidad”.

Calendario

Félix Chirú Barrios opina que Celebraciones centenarias “se inscribe en el debate historiográfico ante la proximidad de 2019, año que conmemora el Bicentenario de la Batalla de Boyacá. Justamente esta conmemoración constituye un primer eje temático de este libro. Por la propuesta proclamada desde el poder, en el año 2005, denominada Visión Colombia Segundo Centenario 2019, que promovía la actualización de los mitos nacionales colombianos”.

Román Romero, en Celebraciones centenarias refuta “una visión histórica tradicional sobre el calendario cívico de Colombia”.

Las razones de los olvidos históricos son variadas
Las razones de los olvidos históricos son variadas

Esta nueva edición “se puede concebir como un giro interpretativo más crítico y por qué no revisionista. Cuestiona y revisa las nociones heredadas del Centenario de la Independencia de 1910 y de las celebraciones en las primeras décadas del siglo XX. Y en sus siete capítulos con sólidos argumentos y rigurosidad en el tratamiento de las fuentes sostiene que esas celebraciones en Colombia fueron más variadas, complicadas y conflictivas”.

Da presencia a grupos populares, “aporta históricamente sobre las decisiones en el entorno local y regional y discute sobre la heterogeneidad de los intereses socio-raciales”.

“Celebraciones centenarias’, de Román Romero, puede ser leído en ‘larga duración’ y contribuye a la comprensión de procesos históricos de Colombia entre las postrimerías del siglo XIX, el XX y el actual siglo XXI. Su lectura es útil para repensar las conmemoraciones”.


Félix Chirú Barrios
profesor

El olvido

Celebraciones centenarias: la construcción de una memoria nacional en Colombia se apoya “en un marco de análisis teórico sobre la invención de la nación o, en palabras de Eric Hobsbawm ‘el pasado social formalizado’, además, fundamental en la lectura de este libro ‘los lugares de memoria’, como los ha llamado Pierre Nora, que constituyen una vía para construir la historia de una nueva nación y discutir sobre disputas y consensos. De modo que las memorias entendidas y citando al historiador costarricense Víctor Hugo Acuña, como selectivas, es decir, articulaciones de recuerdos y olvidos. Contrariamente a lo que podríamos pensar en forma espontánea, la memoria y el olvido son inherentes el uno al otro, por este carácter selectivo de la memoria. Las razones de los olvidos son variadas, ya que existen desde los olvidos inevitables hasta los olvidos deliberados; además, algunos olvidos son más bien silencios. El olvido, de manera similar que la memoria, es plural”.

En esta obra “esa pluralidad de memorias es ampliamente debatida y ubica el concepto ‘memoria colectiva’ en el plano de lo político, útil como mecanismo para legitimar el poder, avivar el patriotismo y definir identidades. Y narra cómo se impone una memoria oficial en detrimento de otras memorias locales y regionales, y el autor recurre continuamente en su discurso al concepto ‘disciplinamiento social de la memoria’, que puede considerarse como un mecanismo de los promotores de esa memoria oficial para articularla al resto de la población. Román, además, sugiere un aspecto fundamental en este tipo de estudios: la recepción de la población de esa memoria nacional y sugiere lo fragmentado de su recepción en las distintas regiones y poblaciones colombianas en el contexto de la conmemoración del Bicentenario en 2010”.

Edición Impresa