éXITOS DE TAQUILLA

Las que saben vencer

Las que saben vencer
Las que saben vencer

Entre el 2015 y el 2017, la taquilla de Norteamérica estuvo dominada por la saga de ciencia ficción de Las Guerras de las Galaxias de la mano del éxito de Star Wars: The Force Awakens, Rogue One y Star Wars: The Last Jedi, respectivamente.

En el 2018, el reinado pasó a personajes provenientes del cómic, y como era de esperarse, todos pertenecen a la casa Marvel.

¿Una razón para que perdieran la corona los seres creados por George Lucas? Solo: A Star Wars Story, de Ron Howard, se tuvo que conformar con ser la novena más vista.

Las que saben vencer
Las que saben vencer

Superhéroes

Buena Vista tuvo tres fracasos mundiales: Solo: A Star Wars Story (inversión: 250 millones de dólares; retorno: $392.9); A Wrinkle In Time (costo: 130 millones de dólares y regreso: 132.6 millones de dólares) y The Nutcracker and the Four Realms (presupuesto: 120 millones de dólares y de vuelta logró apenas 138.9 millones de dólares).

Aunque también tuvo su buena cosecha.

Black Panther (Buena Vista), de Ryan Coogler, fue la reina en la boletería de Estados Unidos y Canadá al alcanzar los $700,059,566.

Uno de los motivos: la comunidad afroamericana apoyó a esta película que, por fin, le daba el protagonismo a un personaje negro por encima de la costumbre del Hollywood comercial de ponderar a los blancos.

Las que saben vencer
Las que saben vencer

A nivel mundial, las aventuras que ocurren en la nación de Wakanda quedaron en un segundo puesto con $1,346,913,161, ya que una esperada reunión de los principales superhéroes de la Marvel pudo mucho más.

Si bien Avengers: Infinity War (Buena Vista) tuvo que conformarse con el segundo lugar en Norteamérica con $678,815,482, a nivel global sí fue la vencedora, y por bastante, con $2,048,187,730.

El regreso de Bob, Violet, Dash y el bebé Jack-Jack en Incredibles 2 (Buena Vista) funcionó, pues este filme, escrito y dirigido por Brad Bird, de la casa Pixar, se apoderó del tercer escalón, tanto en las salas de Norteamérica ($608,581,744) como en el resto de los mercados ($1,241,891,456).

Mientras que la secuela de acción Jurassic World: Fallen Kingdom (Universal), de J.A. Bayona, fue cuarta en su propio territorio ($148,024,610) como también en la Tierra ($1,304,944,060).

Estos largometrajes colaboraron a que la taquilla en Norteamérica, en el 2018, llegara a la suma de $11,130.7. Superó a las ventas de 2017, que obtuvieron $11,071.9. Todavía le falta llegar a los $11,377.5 que se registró en el 2016, aunque todavía no se acaba el año.

Edición Impresa