ANIMALES

Una vista refrescante con morsas para huir del calor

Una vista refrescante con morsas para huir del calor
Las morsas pueden pesar dos toneladas. AFP

Para huir del sofocante calor que azota a Bélgica estos días, nada mejor que instalarse en un (falso) iglú, con vistas a la piscina... morsas incluidas.

El parque de animales belga Pairi Daiza tuvo la refrescante idea. Seis habitaciones con aires de iglú ártico, y una ventana con un grueso cristal que da directamente al estanque donde retozan, nadan y a veces saludan las enormes morsas.

“Los primeros clientes que llegaron se dijeron: ‘¡guau!’. Se van con una sonrisa de oreja a oreja, porque experiencias como esta hay pocas en el mundo”, explica Jeremy Lannoy, el director técnico del parque.

Las morsas a veces pueden ser agresivas, por lo que el cristal, de 10 cm de espesor, es una buena protección.

Edición Impresa