Libros

Un marginado en una sociedad desigual

Temas:

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202zvXNGj.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202zvXNGj.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202zvXNGj.jpg

El amor sigue siendo el motor de casi todos los actos nobles, aún más cuando en estos actos la razón y la lógica no están generalmente presentes; pues, ¿qué hace el sentido común en los territorios de lo emocional? El amor por una persona puede ser el bálsamo para vencer una vida de tristezas y soledades, o por lo menos para que duelan menos las heridas que la falta de cariño producen.

Eso lo sabe Oscar Wao, cuya patria de nacimiento es República Dominicana, pero se abrió campo en la ciudad de Nueva Jersey, Estados Unidos. A Wao le ha ido de la patada en materia sentimental, parece que no le da a un punto aunque lo tengo al frente de sus narices, pero sigue férreo en su intención de conquistar el cariño de la dama de sus sueños, porque es posible que perseverar sea la clave del problema. Es que la tiene complicada el Wao, pues es negro en una sociedad racista, es gordo en un mundo donde ser delgado es la onda y es nerd en un entorno donde el desapego a lo académico es lo esencial. Wao es un tipo marginal porque le tocó existir en una época donde los valores andan desenfocados.

En el medio del remoto porvenir romántico de este perdedor con altas aspiraciones, hay literatura fantástica, cómics y demás elementos de la cultura pop, lo que permite al escritor Junot Díaz armar una estupenda novela: ´La breve y maravillosa vida de Oscar Wao´ (Editorial Alfaguara), que bien mereció el premio Pulitzer de novela en la unión americana.

La obra no solo es un reflejo del hoy, sino que también el autor se toma su tiempo para compartir ese dantesco episodio que fue para la República Dominicana la despiadada dictadura de Rafael Trujillo, y cómo miles de nacionales tuvieron que sobrevivir a la violencia, al dolor y a la desesperación, entre ellos, los antepasados de Wao, una herencia que es complicado olvidar. Es increíble que esta sea la primera pieza narrativa larga de Díaz, que pareciera ser un viejo orfebre en el arte de contar.

Del Autor:

Junot Díaz nació en República Dominicana en 1968. Reside en la unión americana desde que tiene siete años. Estudió en la Rutgers University, e hizo un doctorado en la Cornell. Sus relatos han sido publicados en medios de comunicación ´The Paris Review´, ´The New Yorker´ y ´Time Out´, entre otros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

LEGADO La tenista Jana Novotna muere a los 49 años tras batalla contra el cáncer

Novotna fue campeona de Wimbledon. Novotna fue campeona de Wimbledon.
Novotna fue campeona de Wimbledon. AFP

La tenista checa Jana Novotna, ex número dos mundial y campeona de Wimbledon en 1998, falleció a los 49 años de edad debido a ...

AYUDA INTERNACIONAL Llamadas detectadas no provinieron del submarino extraviado en Argentina

El almirante Gabriel González de la Base Naval de Mar del Plata dijo este lunes que el submarino había enviado una alerta el miércoles sobre una avería no especificada. El almirante Gabriel González de la Base Naval de Mar del Plata dijo este lunes que el submarino había enviado una alerta el miércoles sobre una avería no especificada.
El almirante Gabriel González de la Base Naval de Mar del Plata dijo este lunes que el submarino había enviado una alerta el miércoles sobre una avería no especificada. AFP

La Armada Argentina informó este lunes 20 de noviembre que las breves llamadas satelitales captadas recientemente no ...

Fútbol Plaza Amador toma ventaja en la semifinal de la LPF

Plaza Amador se llevó los tres puntos. Plaza Amador se llevó los tres puntos.
Plaza Amador se llevó los tres puntos. Cortesía/LPF

Ernesto Sinclair aprovechó un contragolpe y anotó un hermoso gol, que enganchó de tres dedos y la envió al fondo de la red ...