SUPUESTOS DAñOS Y PERJUICIOS

Abdul Waked pide al BNP una indemnización de $1,268 millones

Abdul Waked pide al BNP una indemnización de $1,268 millones
Abdul Waked pide al BNP una indemnización de $1,268 millones.

Abdul Waked presentó una demanda contencioso administrativa de indemnización en la que exige se condene al estatal Banco Nacional de Panamá (BNP) al pago de mil 268.7 millones por "daños y perjuicios, más intereses".

+info

Corte Suprema de Justicia niega demanda de Abdul Waked contra el Banco Nacional de PanamáWaked le exige $165 millones al BNPJuez de Estados Unidos rechaza demanda de Abdul Waked

La acción fue presentada por el exmagistrado Arturo Hoyos, abogado de Waked, ante la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia. El pasado 25 de mayo fue asignado como ponente el magistrado Abel Zamorano.

Hoyos alega que su cliente sufrió un perjuicio por parte del BNP, "causado por la infracción en el ejercicio de sus funciones o con pretexto de ejercerlas".

El BNP actuó como fiduciario en dos fideicomisos a los que Waked traspasó -voluntariamente- dos de sus negocios: la cadena de tiendas Felix B. Maduro y el centro comercial Soho Mall. La medida fue adoptada por iniciativa de los bancos acreedores, después de que Waked y sus negocios fueron incluidos por el Departamento del Tesoro estadounidense en la lista Clinton de actividades ligadas al lavado de dinero.

No es la primera vez que Waked procede legalmente contra el BNP. En julio de 2017, Sala Tercera no admitió una demanda de indemnización por $165 millones, presentada por la firma M.P. Vásquez y Asociados, en representación de Waked, contra el Estado panameño, específicamente el BNP.

Aquel fallo, también con ponencia de Zamorano, señala que el BNP actuó en la transacción como agente fiduciario, en un acto eminentemente civil comercial.

El fallo explica que el demandante se abocó de forma voluntaria a los fideicomisos y esta transacción no se enmarca dentro de las funciones públicas del Estado, pues dichos fideicomisos podían haber sido constituidos por cualquier banco privado.

Edición Impresa