COMPRA DE COMIDA DESHIDRATADA A TRAVÉS DEL PAN

Audiencia por peculado

Audiencia por peculado
Audiencia por peculado

El Juzgado Decimoquinto Penal efectuará hoy la audiencia preliminar del proceso por supuestas anomalías en la compra de comida deshidratada a través del Programa de Ayuda Nacional (PAN), pese a que aún sigue prófugo uno de los nueve acusados: Adolfo Chichi de Obarrio, exsecretario privado del expresidente Ricardo Martinelli.

Una auditoría de la Contraloría reveló que la lesión patrimonial en este caso sumaría $44.9 millones. El contrato de la comida deshidratada fue otorgado en el gobierno anterior a la empresa Lerkshore International Limited.

La audiencia está programada para las 8:30 a.m. en el salón de audiencias del Segundo Tribunal Superior.

El acto fue postergado el pasado 21 de octubre, debido a que Edna Ramos, abogada de Chichi De Obarrio, presentó un recurso legal pidiendo la ampliación de la investigación y que la audiencia se llevara a cabo en la fecha alterna. Posteriormente, la abogada se retiró y el juez Leslie Loaiza suspendió la audiencia.

El artículo 2268 del Código Judicial dice que la audiencia no podrá celebrarse con la ausencia del abogado defensor, aunque sean varios los imputados. Además, indica que solo podrá ser pospuesta una sola vez y que para la segunda fecha se designarán defensores públicos de oficio en caso de que se ausenten los abogados particulares. De Obarrio está fuera del país desde el pasado 25 de diciembre.

Tres de los imputados, el exdirector del PAN Giacomo Tamburrelli, el exjefe de Nutrición de la entidad Ángel Famiglietti y el empresario Rubén De Icaza, tienen medida de casa por cárcel. Los otros cinco, la excontralora Gioconda Torres de Bianchini, los exministros Lucy Molinar (Educación) y Federico Suárez (Obras Públicas) y las exviceministras Marta Susana de Varela (Desarrollo Social) y María Fábrega (Presidencia), tienen país por cárcel.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL