INVESTIGACIÓN

Descubren dos nuevas sociedades que sirvieron de ‘canasta’ para recibir sobornos pagados a funcionarios

El Ministerio Público (MP) ha acreditado dos sociedades más que sirvieron de "canasta" en el caso Blue Apple, relacionado con el supuesto pago de sobornos de contratistas del Estado a exfuncionarios. Y, en los próximos días, se van a tomar acciones sobre estas nuevas sociedades.

+info

Fiscalía blinda las pesquisas del caso Blue AppleFallo de tribunal reactiva pesquisas de Blue Apple

Así lo dio a conocer este miércoles 22 de agosto la procuradora general de la Nación, Kenia Porcell, al dar detalles a los medios de comunicación sobre las pesquisas que lleva adelante en torno a Blue Apple.

Porcell dijo que gracias a la colaboración que se ha obtenido sobre esta estructura criminal "el MP ya no tiene cinco procesados, sino 35" y también se han hecho varias aprehensiones.

Lea aquí: Fiscalía ordena detenciones e indagatorias en caso Blue Apple

Porcell aprovechó para exhortar a todos los empresarios y personas naturales, y que saben que el MP está avanzando en el caso Blue Apple, a que colaboren con la entidad, ya que una vez el MP cumpla con todos los procesos, solo les quedarán los acuerdos de pena, subrayó.

“No puede haber una cultura del silencio de corrupción en Panamá… el rastro del dinero no lo borra nadie”, manifestó.

La procuradora de la Nación también dio algunos detalles de otros casos de alto perfil, como el de Odebrecht y sobre la presunta comisión del delito de peculado en perjuicio de las juntas comunales. Sobre Odebrecht, Porcell recordó que la pesquisa se reanudó hace cuatro meses. Detalló que se ha adelantado la investigación sobre los proyectos Remigio Rojas y la autopista Madden-Colón, ambos a cargo de la constructora brasileña.

Lea aquí: Fiscalía investiga el Remigio Rojas

En la investigación sobre las juntas comunales, Porcell informó que el proceso se ha vuelto a paralizar, ya que una de las partes interpuso un recurso de apelación a la decisión del Juzgado Quinto Penal de reabrir el caso.

Edición Impresa