Espías enviaban información al celular de Alejandro Garuz

Espías enviaban información al celular de Alejandro Garuz
Espías enviaban información al celular de Alejandro Garuz


Conversaciones telefónicas y grabaciones de conferencias de prensa de activistas de la sociedad civil llegaban de forma directa al correo que tenía habilitado en su teléfono BlackBerry el exsecretario ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional Alejandro Garuz.



Fuentes del Ministerio Público informaron que este material es analizado por peritos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses a solicitud del despacho adjunto de la Fiscalía contra la Delincuencia Organizada que investiga las escuchas ilegales a por lo menos 150 personas en el gobierno anterior, caso por el que Garuz y el también exjefe del Consejo de Seguridad Gustavo Pérez están detenidos desde enero.



Al ampliar su declaración indagatoria el pasado 24 de marzo, Garuz aseguró que nunca abrió los mensajes que le llegaban a su celular, pues consideró que no eran “material de importancia”, y, por ende, no sabía los temas ni de qué personas eran las conversaciones.



Admitió, sin embargo, que reconoció la voz de la diputada Zulay Rodríguez como una de las personas objeto de las escuchas, aunque afirmó que no supo de qué se trataba la grabación por la mala calidad de esta.

+info

Alejandro Garuz confiesa que se llevó una memoria electrónica con información de 'activistas'Trasladan a Alejandro Garuz al Ministerio Público

Además de las grabaciones del BlackBerry, la fiscalía analiza el contenido de varios USB hallados en la residencia de Garuz con datos de las interceptaciones.Entre los “objetivos” de los pinchazos localizados en la casa de Garuz también figuran el sindicalista Mariano Mena, la dirigente magisterial Yadira Pino y la cacica ngäbe buglé, Silvia Carrera.Garuz y Pérez están recluidos en el centro penitenciario La Gran Joya desde el 16 de enero pasado, acusados por delitos contra la inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad.Los exagentes del Consejo Ronny Rodríguez y William Pittí también son señalados por las escuchas ilegales a políticos, activistas de la sociedad civil, empresarios y hasta periodistas. Ambos se encuentran prófugos.