<div class="nav-bot-temas"></div>
JUDICIAL

Hidadi Santos Saavedra es condenado a 20 años de prisión por el homicidio de Eduardo Calderón

Hidadi Santos Saavedra.

El Tribunal de Juicio Oral condenó este viernes 30 de agosto a Hidadi Santos Saavedra a 20 años de prisión, por el delito de "homicidio doloso simple" de Eduardo Calderón, ocurrido el 7 de julio de 2018 en el hotel El Panamá.

+info

Homicida enfrenta posible pena de 30 años de prisiónCuarenta testigos comparecerán en juicio por homicidio de Eduardo CalderónGerente de hotel y paramédico rinden testimonio en juicio por crimen en hotelDefensa de Hidadi Saavedra presenta dos peritos como testigosCinco testigos en el primer día de juicio por crimen en hotel

La sentencia 143/TJ-J fue leída este viernes. De acuerdo al Ministerio Público, fue la Sección de Homicidio/Femicidio de la Fiscalía Metropolitana, a cargo del fiscal Emeldo Márquez, que logró la condena de 20 años de prisión.

Como pena accesoria se le impuso a Santos Saavedra la inhabilitación para ejercer funciones públicas por 10 años.

No obstante, el fiscal Márquez dijo que revisarán la sentencia para decidir si apelará, puesto que había solicitado una pena de 30 años de prisión, por "homicidio doloso agravado".

Santos Saavedra fue el único enjuiciado por este caso.

Durante el juicio, un perito del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, quien hizo la autopsia al cadáver de Calderón, detalló al jurado de conciencia que, basado en su experiencia, un golpe contundente en el lado izquierdo de la cabeza le produjo a Calderón una hemorragia interna en el cráneo.

Agregó que, al revisar el cuerpo, este tenía rastros de salida de sangre por los oídos, moretones en el mentón y en el dedo gordo del pie izquierdo. No evidenció signos de defensa.

Calderón fue encontrado en uno de los pasillos del hotel sangrando, por lo que fue trasladado al hospital Santo Tomás, en donde falleció al día siguiente.

Durante la presentación de la teoría del caso, la fiscalía aseguró durante el juicio que unos de los indicios más contundentes contra Santos Saavedra, fue el hecho de que en la habitación No 47, en que la cual se hospedaba, se ubicó sangre de la víctima, la cual el sindicado intentó limpiar.

Algunos de los testigos que llevó la fiscalía al juicio relataron los hechos de esa noche, entre ellos la recepcionista del hotel, quien explicó que la noche del 6 de julio vio salir a Santos Saavedra y Calderón, pero retornaron muy alegres y abrazados a altas horas de la noche. Pasado minutos recibió una alerta de un huésped, quien reportó una persona herida en el área de la piscina.

Contó que al acudir al lugar pudo ver a Calderón boca abajo, en un charco de sangre, y su celular estaba hecho pedazos.

La testigo detalló que del charco de sangre salían huellas de zapatos que subían por una escalera hasta las habitaciones 47 y 48.

El caso seguirá abierto: la investigación durará hasta octubre, "por otra persona vinculada al hecho", informó el Ministerio Público. 

La fiscalía procesa al sacerdote David Cosca por supuesto encubrimiento.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL