PROCESO

Juzgado condena a Eric Delvalle Narbona por delito de falsedad ideológica

Juzgado condena a Eric Delvalle Narbona por delito de falsedad ideológica
Juzgado condena a Eric Delvalle Narbona por delito de falsedad ideológica

El Juzgado Sexto Penal aplicó una pena de 48 meses de prisión a Eric Arturo Delvalle Narbona por la comisión del delito de falsedad ideológica en perjuicio de Víctor Manuel D’Anello y otros.

En un fallo con fecha del 19 de abril de 2016, la juez Luzmila Jaramillo declaró culpable a Delvalle Narbona por asumir de forma fraudulenta el control de la sociedad propietaria de la totalidad de las acciones de la empresa Azucarera Nacional, S.A.

El proceso contra Delvalle Narbona se inició luego de que Víctor Manuel D’Anello presentara en el año 2013 una denuncia penal por delito de falsificación.

En su fallo, la juez Jaramillo señala que es un acto probado que el acta de una reunión de accionistas celebrada el 12 de junio de 2013, en la que Delvalle Narbona dijo haber participado para el traspaso de las acciones, era fraudulenta.

También detalla que el resto de los accionistas de la sociedad Azucarera Nacional, cuyos nombres no se proporcionan, reconocieron que nunca fueron notificados de la citada reunión extraordinaria de accionistas en la que la familia Delvalle asumió la representación de la totalidad de la empresa.

Además, indicó que esta acción emprendida por Delvalle Narbona sirvió para que la empresa Azucarera Nacional, S.A. obtuviera un préstamo de financiamiento de 37 millones de dólares para el desarrollo de un proyecto hidroeléctrico.

Además, establece que el Juzgado Decimosexto Civil había aplicado una medida conservatoria para impedir la movilización de las acciones de la empresa.Por su parte, Rogelio Cruz, abogado de Delvalle Narbona, reveló que presentó una apelación ante el Segundo Tribunal Superior Penal contra el fallo de la juez Jaramillo.

Cruz alegó que su cliente no incurrió en delito alguno, ya que firmó el acta de accionistas por error y que eso lo libera de responsabilidad.De acuerdo con Cruz, el proceso se trata de un litigio familiar que se ha extendido por varios años y que ha generado denuncias por parte de la familia Delvalle y los D’Anello.

A su juicio, cuando el Segundo Tribunal valore los argumentos sobre la participación de su cliente en los hechos que se le imputan será absuelto de toda responsabilidad, ya que en ningún momento actuó de manera dolosa.

Edición Impresa