AUDIENCIA

Piden pena máxima por muerte de jóvenes en Centro de Cumplimiento de Tocumen

Piden pena máxima por muerte de jóvenes en Centro de Cumplimiento de Tocumen
Piden pena máxima por muerte de jóvenes en Centro de Cumplimiento de Tocumen

Luego de cuatro años de investigación, este lunes, 13 de julio, se inició la audiencia contra 12 personas -nueve miembros de la Policía Nacional, dos custodios y la exdirectora del Centro de Cumplimiento de Tocumen, Iris Cedeño- por la supuesta comisión de los delitos de homicidio, tentativa de homicidio y tratos inhumanos, en perjuicio de cinco menores de edad fallecidos en un incendio en ese centro de reclusión.

+info

Audiencia por caso de menores quemados en el Centro de Cumplimiento de Tocumen en 2011

El juicio, en el que todos los imputados se declararon inocentes, se realiza en derecho y tiene como magistrados a María De Lourdes Estrada (quien actúa como sustanciadora), Secundino Mendieta y a Adolfo Mejía, quienes deberán dar un veredicto de culpabilidad o inocencia.

Poco antes de comenzar la audiencia, la fiscal segunda superior, Geomara Guerra de Jones, quien investigó los hechos del 9 de enero de 2011, aseguró que en el expediente están los elementos de prueba en los que se establece que los imputados ocasionaron el fuego e impidieron que los miembros del Cuerpo de Bomberos pudieran sofocarlo a tiempo.

Además, aseguró que en este caso se evidenció que los agentes de la Policía actuaron con saña contra los menores, ya que tras sufrir quemaduras, fueron golpeados con la vara y se les disparó perdigones.

Familiares de los jóvenes fallecidos en el Centro de Cumplimiento exigieron la pena máxima para los implicados.



Durante la audiencia se leyó la vista fiscal elaborada por Guerra de Jones, en la que se citó un informe del Cuerpo de Bomberos y de peritos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el cual confirma que el hecho se produjo por la introducción de una bomba lacrimógena que prendió un colchón en la celda 6 y que los jóvenes no pudieron salir porque estaba cerrada con un candado.

El documento también revela que, el día de la tragedia, los jóvenes que posteriormente fallecieron y varios sobrevivientes, recibieron golpes, heridas de perdigones y patadas por parte de los policías.

Santa Pardo, madre de Víctor Jiménez Pardo, una de las víctimas, aseguró que la espera ha sido larga, sin embargo, confía en q ue se hará justicia por la muerte de su hijo.

En tanto, Teresa Rentería, madre del fallecido José David Frías, detalló que para ella la tragedia continúa, ya que a pesar del tiempo transcurrido, recuerda los hechos como si hubiesen ocurrido hoy.

Edición Impresa