Pendiente la extradición de Guatemala a Estados Unidos

Martinelli no se somete a indagatoria, pero exhorta a la fiscalía a buscar todos los testimonios de Odebrecht; ‘Mis hijos venían para cooperar’

Martinelli no se somete a indagatoria, pero exhorta a la fiscalía a buscar todos los testimonios de Odebrecht; ‘Mis hijos venían para cooperar’
Ricardo Martinelli en el Tribunal Electoral este 10 de septiembre. Foto: Elysée Fernández

El expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) pidió al Ministerio Público que cite “a todas las personas” ligadas al expediente de los sobornos de Odebrecht, “para que los panameños sepamos toda la verdad”. Pero cuando la Fiscalía Especial Anticorrupción lo ha citado -en dos ocasiones, por lo menos- a indagatoria, ha mostrado certificados de incapacidad médica, el último de ellos, con una vigencia de 60 días.

Cuando finalmente compareció, se acogió al artículo 25 de la Constitución, que lo exime de declarar en contra de sí mismo. Ese día aprovechó para revisar el expediente.

Martinelli también ha recusado a la fiscal Tania Sterling y reclamado que no puede ser indagado, porque -según él- lo impide el principio de especialidad contemplado en el tratado de extradición pactado entre Panamá y Estados Unidos. (El Departamento de Estado estadounidense y la embajada de Estados Unidos en Panamá han dicho que el principio de especialidad ya no aplica a Martinelli).

El exgobernante también ha presentado contra Sterling dos querellas penales que reclaman 10 millones de dólares por daños y perjuicios; una queja al procurador Eduardo Ulloa, y una advertencia de inconstitucionalidad contra su actuación.

Martinelli también insiste en que sus hijos Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares venían a Panamá “para cooperar con la justicia”, cuando fueron capturados en el aeropuerto La Aurora de Guatemala, por solicitud de Estados Unidos, que los reclama por cargos de presunto blanqueo de capitales y conspiración para lavar dinero.

“Mis hijos venían sin ningún impedimento para venir a Panamá, para cooperar con la justicia y enfrentar la justicia de un caso inventado, fabricado, por Kenia Porcell, Juan Carlos Varela, David yo no sé qué cosa y el otro Rolando… El mismo caso de Estados Unidos es el caso de Panamá”, remarcó a los periodistas que lo esperaban en el Tribunal Electoral (TE), donde el expresidente llegó para una diligencia relacionada con la inscripción de un partido político.

Los hermanos Martinelli Linares han permanecido fuera de Panamá, por lo menos los últimos cinco años, y antes de su captura, desatendieron las citaciones para ser indagados por los casos Odebrecht y Blue Apple.

Martinelli asegura que el proceso de extradición de sus hijos “ni siquiera ha empezado”, aunque ya Estados Unidos formalizó sus solicitudes de extradición y las razones que la sustentan. Mientras, Ricardo Alberto y Luis Enrique permanecen en una prisión militar y su abogado alega que la detención es “arbitraria”, ya que sus representados son diputados suplentes del Parlacen, aunque no han sido juramentos ni han ejercido el cargo.

Según una acusación presentada por el FBI -con cuyos agentes los hermanos sostuvieron reuniones en varias oportunidades y en persona-, Ricardo Alberto y Luis Enrique habrían participado como “intermediarios” en la recepción y pagos de sobornos por $28 millones, “bajo la dirección de Odebrecht”.

Los pagos -como consta en la acusación sellada que está en una corte de Nueva York- habrían beneficiado a un funcionario panameño, cuyo nombre no ha sido anotado en los documentos divulgados hasta ahora. No obstante, ese funcionario es descrito como “un oficial con un altísimo cargo en el gobierno de Panamá” entre 2009 y 2014, periodo que corresponde al mandato presidencial de Martinelli, y, además, “familiar cercano” de los dos acusados.

Pese a que nunca han atendido las preguntas de la fiscalía, Martinelli insiste: “queremos llegar al fondo… saber qué pasó”.

“Exhorto a los fiscales y a la Procuraduría a que terminen este caso, y metan a todas las personas, especialmente los panameñistas, que no han ido a testificar, inclusive hay otros Cambio Democrático que no han ido a testificar y deben incluirlos, para que los panameños sepamos toda la verdad y no nada mas un parte de la verdad, que fue la que fabricó Kenia Porcell y Juan Carlos Varela”, indicó.

Varela (2014-2019) atendió la indagatoria del caso Odebrecht, en julio pasado.

Edición Impresa