NEGOCIOS CON EL PAN Y EL IFARHU

Félix Fernández-Miranda: $11.5 millones en contratos

Félix Fernández-Miranda: $11.5 millones en contratos
Félix Fernández-Miranda: $11.5 millones en contratos


Al menos, $9 millones facturó en el Programa de Ayuda Nacional (PAN) el empresario Félix Fernández-Miranda Cerjack, quien fue señalado por el exdirector de esta entidad Rafael Guardia Jaén por acordar precios con otros empresarios en la venta de artículos para el PAN y decidir los lugares donde distribuirían con sus competidores las polémicas mochilas escolares que regaló el gobierno pasado.

Fernández–Miranda Cerjack –socio de la empresa EM-Y-M, S.A.– fue contratado de forma directa en 32 ocasiones por el PAN para proveer desde mochilas y útiles escolares hasta bolsas con comida, según documentos que reposan en la Contraloría.

Por ejemplo, el primer contrato del PAN que recibió esta compañía fue el 12 de diciembre de 2009, por un monto de $1.6 millón, para proveer mochilas.

El contrato fue autorizado por el exdirector del PAN Giacomo Tamburrelli que, dos días después, es decir, el 14 de diciembre de 2009, volvió a beneficiar a Fernández-Miranda Cerjack con tres órdenes de compra por casi medio millón de dólares para proveer diversos artículos a la entidad. Pero no fue todo. A finales de 2010, EM-Y-M, S.A. recibió dos contratos directos de parte de Tamburrelli por la suma de $2.2 millones.

Este diario consultó a la abogada de Fernández-Miranda Cerjack –Guillermina McDonald– sobre estos contratos, pero contestó que solo respondería preguntas relacionadas con la investigación que adelanta la Fiscalía Segunda Anticorrupción por el caso de las mochilas.

En la gestión de Guardia Jaén, esta compañía también fue beneficiada con contratos directos. Sobresale uno de casi $1 millón para proveer juguetes a niños de escasos recursos, refrendado por la hoy excontralora Gioconda de Bianchini, el 19 de diciembre de 2013.

CONEXIONES

EM-Y-M, S.A. –que opera desde el P.H. Bikini Plaza, en en San Francisco– también tiene como socio a Aldo Mangravita Fernández-Miranda, que es su sobrino.

La conexión quedó plasmada en un contrato de compraventa en el que EM-Y-M, S.A. adquirió un globo de terreno –el 20 de marzo de 2014– en la vía Interamericana, a un costado del Hospital Luis Chicho  Fábrega, en la provincia de Veraguas, según el Registro Público.

Mangravita Fernández-Miranda está vinculado a la directiva de la sociedad Hialing Corporation (empresa investigada por delitos contra la administración pública y el orden económico), que en 2011 contrató directamente el PAN –por $3.7 millones– para distribuir 266 mil mochilas escolares en todo el país. Estas mochilas fueron distribuidas por Fernández-Miranda Cerjack, quien pasó de proveedor a distribuidor.

Fernández-Miranda Cerjack y Mangravita Fernández-Miranda fueron imputados por estafa agravada en perjuicio del PAN, por su presunta vinculación con sociedades beneficiadas con contratos millonarios para el suministro de granos.

La fiscal primera Anticorrupción, Tania Sterling, que instruye este expediente, le impuso a ambos empresarios medida cautelar de notificación semanal.

MÁS BENEFICIOS

Mangravita Fernández-Miranda también fue beneficiado con otros contratos del PAN, entre ellos, el de remodelar la sede de la Unidad de Análisis Financiero, por más de $151 mil. El contrato se realizó a través de la empresa Balanced Investment Group Inc., que él preside.

Esta empresa no solo construye: ha vendido pañales –por $80 mil– al PAN e, incluso, ha hecho trabajos de mecánica para el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu). En el caso de las mochilas, Guardia Jaén aseguró que la “única irregularidad” que se presentó, fue que las empresas “ya estaban elegidas previamente” y que ya se sabía de antemano cuál era la empresa beneficiada con el contrato.

“El negocio estaba tanto en la venta como en la distribución”, aseveró. Era tan rentable –describió Guardia Jaén– que cada empresa “escogió las áreas que les eran más beneficiosas” para su entrega, previo “acuerdo entre ellas”.

El exdirector del PAN declaró a los fiscales que Fernández-Miranda Cerjack se reunió con la empresaria Poulett Morales para acordar los precios de las mochilas escolares que ambos vendieron por contratación directa.

El abogado de Morales, Víctor Almengor, negó los señalamientos de Guardia Jaén y dijo que “no le vamos a dar explicaciones a La Prensa”.

Almengor aseguró que solicitó ayer a la Fiscalía Segunda Anticorrupción una ampliación de la indagatoria para aportar pruebas.

Morales dijo en Telemetro Reporta –en enero pasado– haber acordado precios con otras dos empresas para vender y distribuir mochilas, pero Almengor asegura que eso no es verdad, que la malinterpretaron y que son ataques de La Prensa.

En su indagatoria del 16 de abril pasado, Morales reveló que para obtener otro contrato de mochilas, compró la sociedad Comercializadora Galbedusa Panamá, S.A., ya que APM Supplies era investigada, tras una publicación de este medio.

CONTRATOS EN EL IFARHU

Fernández-Miranda Cerjack fue beneficiado con otras contrataciones directas en la administración de Ricardo Martinelli.Por ejemplo, el 20 de julio de 2012, el Ifarhu –por entonces a cargo de Sonia de Luzcando– contrató directamente a la compañía J.F.M. Galeras, S.A., en la que Fernández-Miranda Cerjack figura como socio del español Jesús Villanueva Aramburú.

El contrato –firmado por $300 mil– fue para albergar las oficinas del Ifarhu en Panamá este, entre el 1 de mayo de 2012 y el 31 de diciembre de ese mismo año.

Así, el Ifarhu ocupó el edificio solo tres semanas después de que J.F.M. Galeras, S.A. declarara las mejoras en la finca por $2.8 millones. Dicho en otras palabras, el Ifarhu fue su primer cliente.

“El Ifarhu se ha visto en la necesidad de crear agencias regionales para descentralizar las labores, de manera que permitan un servicio de calidad a sus usuarios”, fue la justificación que brindó Sonia de Luzcando, nuera de Delia Luzcando, que por más de tres décadas ha sido mano derecha del expresidente Martinelli en los Súper 99.

El edificio consta de 12 oficinas, 8 galeras y está ubicado en el corregimiento de Tocumen (ver foto).

NEGOCIO REDONDO

Pero ese sería el primero de una larga relación, ya que el Ifarhu volvió a contratar directamente a J.F.M. Galeras, S.A., por $450 mil, del 1 de enero de 2013 al 31 de diciembre de ese año. Esto equivale a un canon de arrendamiento de $37 mil mensuales.

El contrato se firmó luego de que el Ifarhu alegó que no hubo ningún otro proveedor interesado en alquilarle oficinas. Luego, en 2014, un día después de que el partido Cambio Democrático fuera derrotado en los comicios del 4 de mayo, Fernández-Miranda Cerjack suscribió un nuevo contrato directo de $1.5 millón con el Ifarhu. Esta vez, el contrato no fue por un año, sino por dos: hasta 2016, sin importar que trascendía el período de gobierno de Ricardo Martinelli.

El documento fue avalado por el Consejo Económico Nacional (Cena), que por entonces presidía el exministro de Economía y Finanzas Frank De Lima. Igualmente, recibió el beneplácito del Consejo Nacional del Ifarhu, en ese momento a cargo de Aixa de Quintero, ex secretaria general del Ministerio de Educación (Meduca).

La excontralora de Bianchini refrendó el contrato el 12 de agosto de 2014. El canon de arrendamiento anual fue fijado en casi medio millón de dólares, equivalente a unos $41 mil mensuales, según se desprende de la documentación que reposa en la Contraloría.

De Luzcando justificó la nueva contratación arguyendo que con la apertura de esta agencia regional se han beneficiado un total de 107 mil 264 estudiantes con los diferentes programas de becas que ofrece la institución.

Este diario solicitó la opinión de las nuevas autoridades del Ifarhu, pero informaron que hoy se pronunciarían sobre este contrato.