NARCOTRáFICO

Panamá registra avance en lucha contra el narcotráfico

Panamá registra avance en  lucha contra el narcotráfico
Panamá registra avance en lucha contra el narcotráfico

Este 2015 ha sido un año histórico en el combate al tráfico de droga en Panamá. Estadísticas del Ministerio de Seguridad Pública dan cuenta de que se han incautado de 55 toneladas de estupefacientes en operativos por aire, mar y tierra.

El jefe de la cartera de Seguridad Pública, Rodolfo Aguilera, manifestó que este resultado se debe al trabajo coordinado entre la Policía Nacional, el Servicio Nacional Aeronaval (Senan), el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y las fiscalías de Drogas del Ministerio Público.

Aguilera detalló que se alcanzó esta cifra a pesar del “fracaso de la pasada administración en instalar un sistema de radares para blindar las costas del país”.

LOS NÚMEROS

Datos de la institución señalan que en 2010 se decomisaron 54.31 toneladas de droga, cifra considerada como la más grande, sin embargo, esta descendió a 39.64 toneladas en 2011 y a 35.51 toneladas en 2012.

Un año después se incautaron de 43.7 toneladas de sustancias ilícitas y en 2014 la cantidad fue de 39.02 toneladas. 

Aguilera reveló que en los últimos años los carteles de la droga han variado las técnicas para transportar la carga.

Detalló que empezaron a fraccionar el traslado de grandes cargamentos y generalmente mueven la mercancía en embarcaciones dedicadas a la pesca artesanal, para no despertar sospecha.

Explicó que los narcotraficantes aún siguen utilizando lanchas rápidas para movilizar la droga, pero no llegan cerca a la costa, sino que viajan mar afuera para evitar las patrulleras del Senan.

En este aspecto, destacó que la coordinación con países como Colombia, Costa Rica y Estados Unidos permite monitorear estas lanchas para seguirles el rastro.

 

Panamá registra avance en  lucha contra el narcotráfico
Panamá registra avance en lucha contra el narcotráfico

 

NUEVA MODALIDAD

Un informe de inteligencia del Senafront indica que bandas criminales que operan en el sector fronterizo de Panamá y Colombia utilizan indígenas de la región para mover los estupefacientes a través de la selva, para luego transportarlos en carros con doble fondo con destino a la ciudad capital.

De acuerdo con el Senafront, parte de estos cargamentos ha sido incautado en los retenes instalados en Agua Fría, Sansón, Nasugandí y Metetí, en la provincia de Darién.

El documento destaca otro método utilizado por los carteles: los estupefacientes son movilizados por mar a los ríos de la costa pacífica panameña.

Luego son ocultados en pequeños esteros con equipo del sistema de posicionamiento global (GPS, por sus siglas en inglés), para su posterior ubicación. El pasado gobierno compró 19 radares a un costo de $125 millones a la empresa Selex, filial del conglomerado Finmeccanica, para vigilar las costas panameñas, pero los equipos no funcionan para ubicar naves pequeñas.

De acuerdo con las autoridades, los radares no detectan las lanchas rápidas en las que los narcotraficantes transportan la droga.

Edición Impresa