<div class="nav-bot-temas"></div>

Cataluña teme el impacto económico de las manifestaciones

Advierten que las violentas manifestaciones de los últimos días tendrán "una afectación directa en el turismo y el comercio".

Organizaciones patronales lanzan advertencias y varios países desaconsejan a sus ciudadanos viajar a Barcelona.

Cataluña, una rica región industrial y turística, teme el impacto económico de las manifestaciones.

Australia, Francia, Reino Unido, Portugal, Alemania y Estados Unidos han hecho un llamamiento a la precaución a sus ciudadanos que viajen a Cataluña después de las manifestaciones violentas provocadas por las condenas del lunes a penas de prisión a líderes independentistas, generando la alerta en un sector turístico que representa el 12% del PIB regional.

Las violentas manifestaciones de los últimos días tendrán "una afectación directa en el turismo y el comercio" en el último trimestre, según la asociación de comerciantes Barcelona Oberta, que recuerda los incidentes de octubre de 2017, cuando la llegada de turistas disminuyó un 5%, y el volumen de negocio del sector se redujo entre un 5% y un 10% en la región más visitada de España.

El Ayuntamiento de Barcelona cifra en más de 1.5 millones de euros las pérdidas económicas causadas directamente del lunes al miércoles por las protestas (700 contenedores quemados, pavimentación, semáforos, señales de tráfico, arbolado...).

Dos cruceros del turoperador alemán TUI, con 2 mil 500 pasajeros cada uno, han cancelado sus escalas del fin de semana en la ciudad, de un total de 20 buques previstos, según el Puerto de Barcelona.

El sector de los congresos, de gran importancia para una ciudad que acoge en febrero el congreso más grande de telefonía móvil del mundo, ha funcionado con normalidad este viernes y no hay anulaciones previstas.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL