Cónyuges homosexuales tienen derechos en todos los países de la UE, dice funcionario de la Corte Europea

Cónyuges homosexuales tienen derechos en todos los países de la UE, dice funcionario de la Corte Europea
Rumania tiene prohibido el matrimonio entre las personas del mismo sexo.

Los derechos de las parejas del mismo sexo deben ser reconocidos por todos los miembros de la Unión Europea (UE), según un oficial de la Corte de Justicia Europea. Incluso si el gobierno de un país no ha autorizado el matrimonio igualitario, reportó The Guardian, en una publicación del 11 de enero pasado.

Melchior Wathelet, un defensor general belga en el tribunal de Luxemburgo, dijo que los cónyuges homosexuales han ganado espacio en países donde los gobiernos se oponen rotundamente al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Las opiniones dadas por los defensores de la corte no son vinculantes para los jueces, pero normalmente son seguidas por un tribunal completo. Se espera que se emita una decisión final en los próximos meses, según el diario.

La opinión de Wathelet fue dada a conocer dentro del caso del rumano Adrian Coman, quien pide establecerse en Rumania con su esposo, el estadounidense Claibourn Robert Hamilton. La pareja vivió cuatro años en Estados Unidos antes de casarse en Bruselas en el año 2010.

Rumania tiene prohibido el matrimonio entre las personas del mismo sexo; es uno de los seis Estados miembros de la UE, junto con Polonia, Eslovaquia, Bulgaria, Lituania y Letonia, que no reconocen legalmente las relaciones entre personas del mismo sexo.

Así las cosas, las autoridades rumanas se negaron a conceder el derecho de residencia alegando que Hamilton no podía ser clasificado en Rumania como el cónyuge de un ciudadano de la UE.

Coman y Hamilton apelaron ante el tribunal constitucional de Rumania, que lo remitió a Luxemburgo.

A juicio de Wathelet, los gobiernos no pueden impedir la libertad de residencia de un ciudadano de la UE al negarse a otorgar a su cónyuge –que es un nacional de un país no perteneciente a la UE– un derecho de residencia permanente en su territorio. Explicó que la ley de la UE era neutral en cuanto al género de un cónyuge.

Según The Guardian, la decisión de la Corte de Justicia Europea podría tener repercusiones más amplias para la gama de beneficios y derechos que pueden reclamar los que están en matrimonios del mismo sexo.

Sobre este tema, la eurodiputada holandesa Sophie in 't Veld dijo: "Esta es una noticia fantástica y una opinión relevante para las familias del arcoíris. La libertad de circulación es un derecho de todos los ciudadanos de la UE; no se puede restringir por causa de a quién aman”.

Lea aquí la publicación de The Guardian.

Edición Impresa