'Sin Fronteras', la casa en Lima donde viven 200 migrantes venezolanos

Katerin Lara vive hacinada en una casa compartida por 200 migrantes venezolanos en un humilde barrio de Lima, donde debe hacer fila para entrar al baño o lavar su ropa, pero se siente afortunada.

"Literalmente le doy gracias a Dios que llegué aquí", dice a la AFP esta mujer de 24 años sentada en la cama inferior de una de las 40 literas que tiene la casa.

'Sin Fronteras', la casa en Lima donde viven 200 migrantes venezolanos
'Sin Fronteras', la casa en Lima donde viven 200 migrantes venezolanos

"Escogí Perú porque hay más posibilidad para trabajar si consigues legalizarte. En Colombia te ayudan, pero no hay empleo", dice Lara, quien permanece con su hija de 6 años desde hace 20 días en este albergue, abierto por un empresario peruano que vivió la dura experiencia de ser migrante en Japón y Corea del Sur en la década de 1990.

"Llegué con mi hijo, trabajé como ayudante de cocina, pero ahora estoy sin trabajo porque nos piden papeles", dice llorando María López, quien era profesora en una universidad del estado petrolero de Zulia.

Tres bebés han nacido en este inmueble de dos pisos de la calle Los Olmos del populoso distrito limeño de San Juan de Lurigancho, y fueron atendidos en un hospital público cercano.

'Sin Fronteras', la casa en Lima donde viven 200 migrantes venezolanos
'Sin Fronteras', la casa en Lima donde viven 200 migrantes venezolanos

La casa de 200 metros cuadrados, en la que permanentemente se escucha salsa o música llanera, fue alquilada y puesta gratuitamente al servicio de los migrantes venezolanos por el empresario textil René Cobeña.

"Somos como una gran familia", dice a la AFP Cobeña, de 51 años, casado y padre de dos hijos. "Al albergue le puse 'Sin Fronteras' porque el hambre y la necesidad no tienen bandera", agrega.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL