JOSÉ MIGUEL VIVANCO ENVÍA CARTA A JUAN MANUEL SANTOS

Human Rights Watch sobre acuerdo de paz: Deficiencias en el ámbito de justicia pueden ser subsanadas

Human Rights Watch sobre acuerdo de paz: Deficiencias en el ámbito de justicia pueden ser subsanadas
Human Rights Watch sobre acuerdo de paz: Deficiencias en el ámbito de justicia pueden ser subsanadas

El director de Human Rights para América Latina, José Miguel Vivanco, envió una carta al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para manifestarle su apoyo a los esfuerzos de su gobierno con el fin de salvar un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Esto, luego de que los colombianos rechazaron el domingo en un plebiscito, con un 50.21% de votos, el acuerdo de paz que habían firmado Santos y las FARC, que buscaba ponerle fin a 52 años de conflicto armado. "Celebramos su compromiso de continuar las negociaciones de paz tras el plebiscito que rechazó el acuerdo original”, dice Vivanco en la carta enviada este jueves 6 de octubre de 2016.Pero al mismo tiempo aseguró también que "el componente de justicia en el acuerdo original contenía graves deficiencias que habrían menoscabado considerablemente el derecho a la justicia de innumerables víctimas de gravísimos abusos”. Estimó que con dicho acuerdo de justicia "habría sido difícil que Colombia logre construir una paz duradera". No obstante, Vivanco consideró que las "deficiencias" en el ámbito de justicia pueden ser subsanadas, y por ello apoyaría las iniciativas que adelante el gobierno de Santos para lograrlo. En ese sentido, destacó tres principios básicos —ausentes en el acuerdo original— que a su juicio deberían respetarse en cualquier nuevo acuerdo de paz "para ofrecer al menos una garantía mínima de justicia efectiva a las víctimas de abusos cometidos por ambas partes del conflicto", los cuales se detallan a continuación:1.Quienes confiesen crímenes de guerra —ya sean miembros de las FARC o agentes del estado— deberían cumplir la totalidad de sus penas en sitios de reclusión con límites obligatorios y claramente demarcados.  2.Los comandantes —ya sean miembros de las FARC o de las Fuerzas Armadas— deberían ser investigados penalmente por las violaciones de derechos humanos cometidas por sus subalternos, de conformidad con la definición de “responsabilidad de mando” establecida en el derecho internacional.  3.Debería prohibirse que criminales de guerra ejerzan cargos de elección popular mientras cumplan con sus sanciones.El inesperado resultado de la consulta impide a Santos implementar el acuerdo que contemplaba que unos 7 mil combatientes de la insurgencia dejarían las armas y conformarían un partido político.Así las cosas, la derrota del "sí" en el plebiscito obligó a Santos a buscar consensos con el jefe de la oposición Álvaro Uribe, con quien se reunió el miércoles en un intento por salvar el acuerdo.

+info

Decenas de miles marchan a favor de la paz en ColombiaLa Unión Europea paraliza ayuda financiera a Colombia tras resultado de referéndumEnviado de Estados Unidos se unirá a esfuerzos para salvar la paz en ColombiaPreocupación y alivio: las caras de la Colombia que dijo ‘No’ a la pazSantos declara cese al fuego con guerrilla FARC hasta el 31 de octubre

Edición Impresa