análisis

Llegó la hora de defender a la Corte Interamericana

Temas:

Los tres sistemas internacionales más antiguos de protección de derechos humanos (el interamericano, el europeo y el sistema universal de la Organización de Naciones Unidas) fueron creados justo después de las atrocidades cometidas en la Segunda Guerra Mundial y ante la exposición de los horrores del régimen nacional socialista y del holocausto nazi.

Fue la vergüenza colectiva frente a la barbarie lo que permitió que los Estados aceptaran la existencia de claros límites al ejercicio de su soberanía: no importa si los gobiernos son elegidos por el 99 por ciento de los votos y no importa si las multitudes los aclaman en las calles al verlos pasar en sus caravanas, hay cosas que ya no pueden hacer, que nunca más van a poder hacer y que están absolutamente prohibidas por la comunidad internacional.

Todas las personas, sin importar si están a favor o en contra del gobierno, tienen una serie de derechos mínimos, como el derecho a no ser asesinadas, a no ser torturadas ni desaparecidas, a no ser discriminadas, a tener su propia religión, a no ser hostigadas ni castigadas por tener su propia ideología política y a ejercer su libertad personal sin que el gobierno les imponga modelos de vida o de virtud. Mínimos básicos de cualquier democracia.

En las últimas dos décadas del Siglo XX, en la medida en que se iban destapando los horrores de la dictaduras y de los conflictos armados, Estados como Argentina promovieron el fortalecimiento de estos órganos internacionales (los mismos que habían sido desmontados durante las juntas militares) y la creación de más y mejores normas internacionales de protección, como las que prohíben la desaparición forzada.

En los albores del siglo XXI, justo después de la caída del régimen de Fujimori, Perú impulsó la Carta Democrática Interamericana que propone que el concierto regional este fundado sobre tres pilares: la democracia, la división de poderes y los derechos humanos.

Sin embargo, durante lo que va corrido del presente siglo, se ha producido un notable deterioro en la situación de derechos humanos en la región. Ello se ha visto reflejado en constantes ataques de los Estados menos democráticos hacia los órganos del sistema regional de protección, los intentos por debilitar sus funciones y, más recientemente, por incluir funcionarios alineados con las políticas autoritarias, dentro de los propios órganos de protección. 

Esta estrategia de caballo de troya, puede tener su más importante logro en la elección de los cuatro (de siete) jueces y los cuatro (de siete) comisionados que deben ser elegidos en la Asamblea General de la Organización de Estados Américanos (OEA), en junio del presente año. Varios de los candidatos propuestos a la Corte han sido objeto de importantes cuestionamientos.

El sistema interamericano no es una institución cualquiera de aquellas creadas para alimentar las necesidades burocráticas de los Estados. La Corte y la Comisión Interamericana son instituciones indispensables para prevenir y frenar procesos de deterioro democrático y esto debería representar un interés nacional para los gobiernos.

La estabilidad, la justicia social y el crecimiento económico solo se logran en una región capaz de asegurar la democracia y los derechos humanos.  

Si los Estados permiten que los vecinos deterioren la calidad de sus democracias, luego deben pagar las consecuencias en su propio suelo. Y la mejor manera de poner una talanquera a estos procesos autoritarios – de derecha o de izquierda- , es fortaleciendo el sistema interamericano de derechos humanos y no debilitándolo.

Esperamos que los líderes de la región tengan la responsabilidad histórica de tomarse en serio esta elección que marcará el futuro del sistema interamericano en los próximos años y que en lugar de pensar en pequeñas negociaciones bilaterales, piensen en el bienestar de las futuras generaciones que en nuestra región tienen derecho a nacer y crecer sin miedo a estos nuevos despotismos. Para eso crearon esos órganos. Ahora es el momento de defenderlos. Está en sus manos. Y no hay excusa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

LA CONQUISTA DEL ATLÁNTICO Panamá, en venta

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

POLÉMICA Honduras: declaran ganador de elecciones a actual presidente

Juan Orlando Hernández.  Juan Orlando Hernández.
Juan Orlando Hernández. AP

El Tribunal Supremo Electoral de Honduras declaró ganador de los recientes comicios presidenciales al actual mandatario Juan ...