OPOSICIóN NO TARDó EN REACCIONAR

Macron desata una polémica al afirmar que los franceses son 'reacios al cambio'

Macron desata una polémica al afirmar que los franceses son 'reacios al cambio'
Emmanuel Macron, presidente de Francia.

El presidente francés Emmanuel Macron estaba en el ojo del huracán este jueves después de haber calificado a sus compatriotas de "galos reacios al cambio".

El miércoles, en Copenahague, en un discurso ante los franceses residentes en Dinamarca, Macron elogió el modelo danés de la "flexiseguridad" pero dijo que las diferencias culturales entre franceses y daneses impedían imitarlo tal cual.

"Este pueblo luterano, que ha vivido transformaciones en los últimos años, no es exactamente el galo reacio al cambio", dijo Macron.

La oposición francesa no tardó en reaccionar, acusando al presidente de caricaturar a los franceses desde el extranjero.

"En Grecia trató a los franceses de vagos y ahora ante la reina de Dinamarca nos caricatura como galos reacios" al cambio, criticó Laurent Wauquiez, líder del partido opositor de derecha Los Republicanos.

"Es inadmisible escuchar a un presidente de la república criticar, caricaturar a los franceses cuando está en el extranjero", agregó Wauquiez.

Macron se defendió el jueves de las críticas afirmando que se trataba solamente de un "toque de humor".

"Hay una cosa que caracteriza a Francia, al pueblo francés, es su gusto de la inteligencia, de la ironía, de reírse de sí mismos", dijo el mandatario de 40 años.

Añadió que Francia es un "país que, en los momento graves de la historia, sabe transformarse en profundidad", pero "no somos un país cuya cultura es el consenso, los ajustes graduales, como otros, en particular los países bálticos y escandinavos".

Se trata de una polémica fuera de contexto y alejada del "espíritu francés", agregó, llamando a la gente a "tomar distancia de las polémicas (...) fuera de contexto".

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL