DIPLOMACIA

Presidente de la Eurocámara aboga por sanciones al círculo de Maduro

Presidente de la Eurocámara aboga por sanciones al círculo de Maduro
‘Es importante añadir sanciones a los amigos del señor Maduro’, dijo Tajani.

El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, pidió este miércoles 27 de febrero más sanciones al círculo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tras una reunión en Washington con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

“Es importante añadir sanciones a los amigos del señor Maduro, que tienen mucho dinero fuera de su país porque el pueblo se muere de hambre y ellos ganan mucho dinero”, dijo Tajani.

La Eurocámara, que no participa de la toma de decisiones de los 28 países de la Unión Europea (UE) cuando fijan sus posiciones, reconoció al opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela a finales de enero.

Guaidó ha sido reconocido por medio centenar de países, pero dentro de la UE no hay consenso y hasta ahora ha sido apoyado en su pulso con Maduro por 24 Estados miembros.

“Nosotros estamos hablando, pidiendo a todos los países de la Unión Europea de reconocer al señor Guaidó como presidente interino, eso no es un golpe de Estado es reconocer las leyes”, agregó Tajani.

El político italiano, un tradicional crítico de Maduro, concedió en 2017 el premio Sájarov a la libertad de conciencia a la oposición venezolana.

Guaidó, jefe del Parlamento elegido en 2015, se autoproclamó presidente en funciones constitucionales comprometiéndose a organizar nuevas elecciones, luego de que el Legislativo declarara “usurpador” a Maduro, quien inició su segundo mandato el 10 de enero tras cuestionados comicios.

Tras reunirse con Almagro, Tajani destacó que comparten “la misma posición sobre los más importantes problemas de hoy, que son Venezuela y Nicaragua”.

Almagro se refirió a la crisis en Nicaragua, después de que este miércoles el gobierno de Daniel Ortega liberara a un centenar de presos poco antes de iniciar un nuevo proceso de diálogo.

Edición Impresa