CRISIS

Representantes de Guaidó ocupan parte de la embajada de Venezuela en Brasilia

Representantes de Guaidó ocupan parte de la embajada de Venezuela en Brasilia
La policía militar patrulla los alrededores de la embajada de Venezuela en Brasilia, Brasil.

Partidarios del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de cincuenta países, ingresaron este miércoles en la embajada de Caracas en Brasilia y ocupan parcialmente el lugar, informaron fuentes diplomáticas y policiales.

Los representantes de Guaidó afirman que pudieron entrar al recinto gracias al apoyo de funcionarios de la sede diplomática, en tanto que el gobierno del presidente bolivariano Nicolás Maduro denunció una "invasión" por la que responsabilizó a la administración brasileña.

"Los dos grupos están adentro, tratando de encontrar una solución pacífica", dijo el teniente Zé Fonseca, de la Policía Militar (PM), a la entrada de la delegación rodeada por un cordón policial.

El incidente se produce en momentos en que Brasilia acoge la cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), dividido en torno a la cuestión venezolana: Rusia y China son los principales aliados de Maduro, en tanto que Brasil apoya a Guaidó.

La Presidencia de Brasil aclaró hacia el mediodía que el presidente, Jair Bolsonaro, "nunca tuvo conocimiento y, menos aún, incentivó la invasión de la embajada de Venezuela por partidarios del señor Juan Guaidó".

Poco después emitieron una corrección del comunicado, eliminando esta última línea y evitando afirmar que "partidarios de Guaidó" habrían invadido la sede diplomática.

"Las fuerzas de seguridad (...) están tomando medidas para que la situación se resuelva pacíficamente y retorne a la normalidad", agregó el texto del Gabinete de Seguridad Institucional (GSI) de la Presidencia.

En tanto, Bolsonaro "repudió la interferencia de actores externos" en un tuit al comienzo de la tarde. "Estamos tomando las medidas necesarias para resguardar el orden público y evitar actos de violencia, de acuerdo con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas", escribió.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, repudió la ocupación parcial en Brasilia: "Denunciamos que las instalaciones de nuestra embajada en Brasilia fueron invadidas por la fuerza en la madrugada. Hacemos responsable al gobierno de Brasil por la seguridad de nuestro personal e instalaciones", tuiteó.

Un grupo de personas que trabajan en la representación de Guaidó en Brasilia entró en la embajada a las 4am de este miércoles con ayuda de funcionarios de la sede, dijo María Teresa Belandria, representante diplomática designada por el opositor.

"Un grupo de funcionarios de la embajada de Venezuela en Brasil se comunicó con nosotros para informarnos que reconocen al presidente Juan Guaidó. Estos procedieron a abrir las puertas y a entregar voluntariamente en la sede diplomática a la representación legítimamente acreditada en Brasil", aseguró en un comunicado Belandria, embajadora de Guaidó.

Poco después, el encargado de negocios de la embajada, Freddy Meregote, envió un audio por las redes sociales pidiendo apoyo "movimientos sociales y partidos políticos" para rechazar el ingreso de los pro-Guaidó.

"Personas extrañas a nuestras instalaciones están entrando, están violentando el territorio venezolano. Necesitamos ayuda, necesitamos la activación inmediata de todos los movimientos sociales y partidos políticos", dijo en el audio.

Representantes de los izquierdistas Partido dos Trabalhadores (PT) y Partido Socialismo y Libertad (Psol) también entraron en el lugar.

Los policías rodearon la embajada, en cuyo interior se veía a partidarios de Guaidó. Desde afuera, una veintena de personas gritaban "Guaidó, golpista". Dentro, los grupos están separados y conversan con efectivos policiales y un funcionario de la cancillería brasileña.

Según testimonios de ambas partes, hubo forcejeos físicos entre los dos bandos dentro de la embajada, pero sin heridos.

Afuera fueron agolpándose seguidores de ambos bandos y por momentos, además de los enfrentamientos verbales, simpatizantes de la revolución bolivariana intentaron agredir a los pocos opositores presentes, ante lo cual la policía intervino para evitar violencia.

"Estamos en un proceso de negociación. El Gobierno de Brasil tendrá que tomar las decisiones que considere mejores para los intereses de Brasil y resguardar la sede diplomática en manos de las personas legítimamente reconocidas", afirmó Belandria en declaraciones a un canal venezolano.

"Permaneceremos el tiempo que sea necesario para resolver las cosas de forma legal, pacífica", agregó.

El gobierno de Brasil reconoció a Guaidó, pero no había expulsado a los funcionarios diplomáticos de Maduro.

Venezuela no tiene embajador en Brasil desde 2016, cuando fue retirado por decisión de Maduro tras el impeachment de la entonces presidenta Dilma Rousseff (PT).

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, apoyó a Belandria desde temprano.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL