LíDER SURCOREANO

Reunión Trump-Kim fue resultado de 'imaginación asombrosa', dice Moon Jae-in

Reunión Trump-Kim fue resultado de 'imaginación asombrosa', dice Moon Jae-in
El líder norcoreano Kim Jong Un (Izq.), el presidente de Estados Unidos Donald Trump (C) y el mandatario surc

El tercer encuentro entre el mandatario estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong Un en la Zona Desmilitarizada fue el resultado de una "imaginación asombrosa", dijo el martes el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

Los tres dirigentes protagonizaron un improvisado encuentro junto a la línea de Demarcación que divide la península coreana desde hace medio siglo.

En una jornada histórica, Kim invitó a Trump a cruzar la línea e ingresar al territorio norcoreano, y luego los dos cruzaron al sur donde terminaron posando para fotografías con Moon.

El encuentro había surgido apenas un días antes mediante un mensaje de Trump en Twitter.

Este martes, Moon saludó el gesto de Trump y Kim.

"Esa propuesta extraordinaria y la sólida respuesta es el resultado de una imaginación asombrosa que va más allá del sentido común. Esto es impensable en la gramática diplomática existente", dijo el mandatario surcoreano.

Aunque la jornada terminó sin una declaración formal de cualquiera de las partes, estuvo cargada de simbolismos.

Fue "una declaración de hecho relativa al fin de las relaciones hostiles y inicio de una era de paz", dijo Moon, quien defiende una aproximación con Piongyang, visión que hasta ahora era recibida con frialdad.

Actuando tras bambalinas, Moon fue una pieza clave en hacer realidad el primer encuentro entre Trump y Kim, que ocurrió el año pasado en Singapur.

Una segunda reunión entre ambos, realizada en febrero en Vietnam, terminó abruptamente sin que las partes alcancen ningún acuerdo y siquiera manifiesten interés en continuar los contactos.

Sin embargo, Trump y Kim intercambiaron cartas personales en semanas recientes, hasta que el estadounidense puso en marcha la logística de un tercer encuentro con su inesperado tuit del pasado sábado.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL