PROTESTAS

SIP condena agresiones en Ecuador y pide respetar el ejercicio del periodismo

SIP condena agresiones en Ecuador y pide respetar el ejercicio del periodismo
Las manifestaciones en Ecuador iniciaron tras la suspensión del subsidio al combustible.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)  se pronunció este miércoles 9 de octubre para condenar las "agresiones y detenciones contra periodistas durante la cobertura de las protestas en Ecuador". El gremio también pide a las autoridades y al público en general "respetar el libre ejercicio del periodismo".

+info

Miles de indígenas comienzan a marchar en Quito contra alza en precios de los combustiblesMáxima tensión en Ecuador ante protesta indígena contra Moreno

Estas declaraciones surgen en el marco de las manifestaciones que ocurren en el país sudamericano luego que el gobierno de Lenín Moreno anunció la suspensión del subsidio al combustible.

La SIP declaró en un comunicado que "más de 50 periodistas, camarógrafos y trabajadores de prensa de distintos medios y plataformas de comunicación han sido agredidos física y de forma verbal, por parte de policías en su mayoría, y de manifestantes". También declaró que algunos fueron detenidos temporalmente.

El presidente de la SIP, Christopher Barnes, director general del diario The Gleaner, de Jamaica, expresó que "la ciudadanía necesita estar informada y por ello nuestro llamado a respetar su trabajo y a que no se limite ni genere violencia contra los periodistas".

Por su parte el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Roberto Rock, director del portal mexicano La Silla Rota, expresó que "condenamos que decenas de periodistas han resultado golpeados, limitados en su trabajo y detenidos temporariamente por las fuerzas de seguridad".

Barnes y Rock evocaron el cuarto artículo de la Declaración de Chapultepec, firmada por el presidente Lenín Moreno en febrero pasado. Este expresa que "las presiones, la intimidación, la prisión injusta de los periodistas... la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores, coartan severamente la libertad de expresión y de prensa. Estos actos deben ser investigados con prontitud y sancionados con severidad".

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL