CRISIS

Twitter y Facebook acusan a China de desacreditar movimiento prodemocracia en Hong Kong

Twitter y Facebook acusan a China de desacreditar movimiento prodemocracia en Hong Kong
Una nueva y masiva movilización prodemocracia se celebró el domingo.

Twitter y Facebook acusaron a China de apoyar una campaña en las redes sociales para desacreditar la movilización prodemocracia en Hong Kong, y sembrar la discordia en la excolonia británica.



Los dos gigantes tecnológicos estadounidenses anunciaron el lunes haber suspendido cerca de un millar de cuentas vinculadas con esta campaña.



Twitter precisó haber cerrado otras 200 mil cuentas, antes de que fueran realmente activadas en la red.



"Estas cuentas buscaban de forma deliberada sembrar la discordia política en Hong Kong y socavar la legitimidad y las posiciones políticas" de los manifestantes, afirmó Twitter, aludiendo a las cuentas activas suspendidas.



Facebook precisó que algunas publicaciones de las cuentas suspendidas comparaban a los manifestantes hongkoneses con los combatientes del grupo Estado islámico, calificándolos de "cucarachas" y atribuyéndoles supuestos proyectos de asesinatos.



Hong Kong, un importante centro financiero mundial, fue devuelto por Londres a Pekín en 1997, pero este territorio de siete millones de habitantes conserva un estatus especial de cierta autonomía y con libertades inexistentes en China.



Las masivas manifestaciones y la consecuente crisis política −la más grave desde 1997− se originaron en esta excolonia en junio pasado, por el rechazo popular a un proyecto de ley del ejecutivo local pro-Pekín que permitía las extradiciones hacia China.



Oficialmente, Pekín no interviene directamente en la crisis y deja que la afronte el gobierno local hongkonés. Pero, según Twitter y Facebook, entre bambalinas el gobierno central chino intenta influir en la opinión pública a través de las redes sociales.

+info

China le pide a Canadá que 'no se inmiscuya' en los asuntos de Hong KongTwitter dice que China usó la red para sembrar discordia

Edición Impresa