Estados Unidos abre investigación tras misteriosas muertes en Colombia

Estados Unidos abre investigación tras misteriosas muertes en Colombia
Estados Unidos abre investigación tras misteriosas muertes en Colombia

Uno de los mayores escándalos de corrupción en la historia de Colombia dio un nuevo giro el martes cuando el grupo bancario de un multimillonario dijo que la investigación había llegado a Estados Unidos.Grupo Aval Acciones y Valores SA dijo en una notificación a las autoridades reguladoras que recibió una consulta del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre la vía Ruta del Sol 2. Aval tenía una participación de una tercera parte en el proyecto.Las acciones de Aval han caído 25% en dólares en lo que va de año, eliminando miles de millones de la fortuna de su fundador, Luis Carlos Sarmiento. Las acciones agravaron las pérdidas después de que un testigo clave y su hijo murieran en circunstancias misteriosas el mes pasado.Puede que el mercado haya "medio estado esperando esto", dijo Rupert Stebbings, asesor institucional de acciones en Alianza Valores, una casa de bolsa colombiana. "Para los inversores, la clave es una resolución rápida".Jorge Enrique Pizano, auditor de la vía que había advertido sobre pagos sospechosos, murió el mes pasado, según las autoridades, de un ataque al corazón. Su hijo, quien regresó de España para el funeral, murió de envenenamiento por cianuro tres días después en circunstancias que siguen sin esclarecerse.Pizano, quien había expresado temores por su seguridad, dejó grabaciones secretas de las conversaciones que había tenido con Néstor Humberto Martínez, abogado que había representado a Aval, en las que expresaba su preocupación por los pagos irregulares de Ruta del Sol. En una entrevista con un canal de televisión colombiano, Martínez dijo que transmitió las preocupaciones de Pizano a Sarmiento en 2015. Martínez es ahora fiscal general del país.Aval ha dicho en repetidas ocasiones que no estaba al tanto de la corrupción del proyecto vial cometida por el gigante de la construcción brasileño Odebrecht, el socio mayoritario.El Departamento de Justicia de Estados Unidos no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios enviada fuera del horario laboral habitual. Uno de los contratos que Pizano señaló como sospechosos fue un pago de $2.7 millones enviado a través de Nueva York a un banco de Panamá.Martínez dijo a los políticos de Bogotá que, en el momento en que Pizano expresó su preocupación, no había indicios de que los pagos formaran parte de la trama de sobornos de Odebrecht.La filial de Aval, Corficolombiana, se asoció con Odebrecht para construir un tramo de una carretera de unos mil kilómetros que conecta el centro de Colombia con la costa del Caribe. La sociedad se liquidó después de que Odebrecht admitiera haber pagado sobornos para ganar el contrato.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL