DERECHOS HUMANOS

Estados Unidos sanciona a tres funcionarios norcoreanos por violación de derechos humanos

Estados Unidos sanciona a tres funcionarios norcoreanos por violación de derechos humanos
Estas son las primeras sanciones contra funcionarios norcoreanos desde la reunión de Trump con Kim Jong Un.

Estados Unidos dijo este lunes 10 de diciembre que impondrá sanciones a tres altos funcionarios norcoreanos por violaciones de los derechos humanos, a pesar de los esfuerzos del presidente Donald Trump para atraer al régimen a un acuerdo de desnuclearización.

El Departamento del Tesoro dijo que estaba tomando estas acciones “en respuesta a las violaciones graves y persistentes de derechos humanos por parte del régimen”, en la primera vez que funcionarios de Pionyang son sancionados directamente por Washington desde la cumbre de junio entre Trump y su par norcoreano, Kim Jong Un.

En un comunicado, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo que se dirigió a “altos responsables norcoreanos que dirigen departamentos que implementan, en nombre del régimen, la brutal censura estatal, abusos de los derechos humanos y otros abusos para reprimir y controlar a la población”.

“Estas sanciones demuestran el apoyo continuo de Estados Unidos a la libertad de expresión y su oposición a la censura y las violaciones endémicas a los derechos humanos”, agregó.

El ministro de Seguridad Pública de Corea del Norte, Jong Kyong Thaek, se encuentra en una lista negra de Estados Unidos por su papel en la censura y las violaciones de derechos humanos.

El jefe del Departamento de Organización en el Partido de los Trabajadores de ese país, Choe Ryong Hae, también es un objetivo. De hecho, “es visto como el ‘número dos’ que ejerce el control sobre el partido, el gobierno y el ejército”, señaló el Tesoro estadounidense, recordando que también es el vicepresidente del comité central de la formación que gobierna Corea del Norte.



Finalmente, las sanciones afectaron al director del Departamento de Propaganda dentro del partido, Pak Kwang Ho.

Edición Impresa