PROCESO

El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas declara por caso Odebrecht

El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas declara por caso Odebrecht
El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas declara por caso Odebrecht

El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas rindió el miércoles una declaración voluntaria ante la fiscalía sobre el caso de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, la cual reconoció haber entregado 33.5 millones de dólares en sobornos a servidores públicos a cambio de obras estatales.

+info

Congreso de Ecuador censura a excontralor Pólit

Al término del procedimiento ante el fiscal general, Carlos Baca, Glas dijo ante la prensa: "tenemos que actuar con seriedad. Hago un llamado a la oposición a que actúe con seriedad y responsabilidad. La justicia no es un circo, no es un show para que alguien le venga a tomar foto", y añadió que "claramente ha habido un intento de destruir la honra de personas... Y en lo particular acudiré a la justicia (para enfrentar a los responsables)".

Antes del ingreso del vicepresidente, decenas de simpatizantes protagonizaron incidentes en las calles y agredieron verbal y físicamente a legisladores y políticos de oposición que buscaban ingresar a la fiscalía para entregar preguntas que pudieran ser formuladas a Glas, pero no lograron hacerlo. 

 

No permitieron que César Montúfar ingrese a @FiscaliaEcuador a dejar 25 preguntas para Jorge Glas. pic.twitter.com/Xp9PMwewj5



Durante la campaña política que llevó al poder al presidente Lenín Moreno, Glas, reelecto en el cargo en la elecciones generales de este año, fue denunciado por la oposición como parte de la red de corrupción de la compañía brasileña, lo que él ha negado insistentemente.

Esta es la segunda vez que Glas acude a rendir una declaración.

La primera fue el 21 de junio, cuando se presentó voluntariamente ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea para defender su inocencia.

La trama de corrupción de Odebrecht recientemente provocó la renuncia del contralor general de Ecuador, Carlos Pólit, investigado por la fiscalía en torno al caso, mientras que el exministro de Electricidad Alecksey Mosquera, empresario y tío de Glas, están detenidos entre otros presuntos involucrados.

La fiscalía también revisa unos 30 contratos suscritos por esa firma con el Estado ecuatoriano entre 1980 y 2015 para verificar las condiciones en que fueron otorgados.

El gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017) impulsó proyectos por alrededor de mil 600 millones de dólares con Odebrecht.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL