SEGUNDA VUELTA PRESIDENCIAL

WhatsApp pide a empresas no enviar spam electoral en Brasil

WhatsApp pide a empresas no enviar spam electoral en Brasil
Los candidatos a la presidencia de Brasil Jair Bolsonaro y Fernando Haddad.

El servicio de mensajería electrónica WhatsApp dijo el viernes que ha enviado cartas a empresas para que dejen de mandar mensajes masivos relacionados a las elecciones en Brasil, después que se reportara que empresarios estaban financiando una campaña para difundir noticias falsas en apoyo al candidato presidencial de extrema derecha Jair Bolsonaro.

+info

Bolsonaro no irá a debate previo a segunda vuelta de las eleccionesCandidatos en Brasil se comprometen a defender la 'Constitución'

La compañía indicó que la medida forma parte de sus acciones más amplias para combatir la difusión de contenidos falsos en su servicio, y reveló que ha bloqueado cientos de miles de cuentas desde agosto, cuando la campaña electoral comenzó oficialmente en Brasil. Señaló que utiliza “tecnología para la detección de correo indeseado que ubica las cuentas que incurren en conducta anormal a fin de que no puedan ser utilizadas para diseminar spam o información falsa”.

Entre las cuentas bloqueadas figuran las de compañías que recibieron las cartas en las que se les solicitó que cesaran la práctica. La medida fue adoptada después de que el diario Folha de S.Paulo reportó el jueves que se planeaba una campaña de spam para la semana previa al 28 de octubre, fecha de la segunda vuelta presidencial.

El oponente de Bolsonaro, Fernando Haddad, dijo que, de ser cierto el reporte, la estrategia sería una práctica ilegal de campaña y pidió al tribunal electoral de Brasil que investigue el asunto. Haddad, quien se convirtió en candidato del Partido de los Trabajadores luego que al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se le prohibió ser candidato por haber sido hallado culpable de corrupción, dijo que ya se enviaron cientos de miles de mensajes falsos en apoyo a Bolsonaro.

Bolsonaro ha dicho que todo el apoyo que ha recibido de empresarios ha sido voluntario, y el Partido Social Liberal, al que representa, dijo que todas las donaciones que han recibido son legales. WhatsApp indicó en un comunicado que estaba tomando las acusaciones seriamente. Rehusó identificar a las empresas a las que les envió los ultimátums, pero el reporte de Folha identificó a compañías de mercadeo que supuestamente recibieron fondos para concretar el envío de correo masivo. Ninguna de las empresas mencionadas ha respondido los mensajes que se les dejaron para confirmar si habían recibido las cartas de WhatsApp. 

WhatsApp es inmensamente popular en Brasil, donde vive uno de cada 10 de sus usuarios a nivel mundial, pero ha estado bajo la lupa en estas elecciones debido al aumento de las preocupaciones sobre si los mensajes falsos o manipulados influyen en el electorado. Aunque la propagación de noticias falsas en muchas redes sociales como Twitter y Facebook suscita preocupación, WhatsApp es más difícil de vigilar porque los usuarios intercambian información directamente y los rumores diseminados por esa vía pueden adquirir mayor credibilidad porque son compartidos en privado por amigos.

Más tarde, integrantes del Partido de los Trabajadores, al que pertenece Haddad, se reunieron en Brasilia con la titular del Tribunal Superior Electoral. La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, dijo temer que no haya una respuesta oportuna para evitar la ola de noticias falsas antes de la segunda vuelta.

“Me retiro de esta reunión muy preocupada por la capacidad del tribunal para enfrentar esta nueva situación en el proceso electoral”, declaró Hoffmann a la prensa. “Ayer presentamos una demanda para solicitar allanamientos a fin de compilar pruebas y a la fecha el tribunal no había resuelto nada. El tribunal tratará esta demanda como si estuviéramos en tiempos normales, por eso estoy muy preocupada”.

Por su parte, Haddad censuró el viernes al tribunal. “Tenemos un sistema judicial análogo que está enfrentando problemas digitales”, declaró el candidato a la prensa en Río de Janeiro.

El máximo tribunal electoral de Brasil tenía prevista una conferencia de prensa sobre las noticias falsas y los delitos electorales, pero fue aplazada para el domingo sin que se difundieran detalles de esa decisión.

En otro suceso el viernes, el Partido Democrático Laborista de Brasil interpuso una solicitud al tribunal electoral para que anule los resultados de la primera ronda de votaciones efectuada el 7 de octubre.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL