Acceso desigual a vacunas dejaría atrás a países en desarrollo: directora del FMI

Acceso desigual a vacunas dejaría atrás a países en desarrollo: directora del FMI
De no abordar el acceso desigual a las vacunas se podría generar en muchos países del mundo un malestar social o una década de pérdida de crecimiento y avances, dijo Kristalina Georgieva, directora del FMI. AFP

Los países ricos están listos para recuperarse de la pandemia mundial mucho más rápido que los pobres gracias a un mayor acceso a las vacunas —y los responsables políticos deberían hacer algo para evitar una mayor desigualdad entre las naciones— dijo la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los Gobiernos y las organizaciones multilaterales deben ayudar a que las naciones en desarrollo acompañen a las desarrolladas en la transición hacia una economía verde más inclusiva, digitalizada y ecológica, dijo el viernes la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, en una mesa redonda con periodistas.

Los países deben revitalizar la cooperación internacional, dijo Georgieva, un objetivo que la Administración del presidente Joe Biden también ha identificado para Estados Unidos, el mayor accionista del fondo.

De no abordar el acceso desigual a las vacunas se podría generar en muchos países del mundo un malestar social o una década de pérdida de crecimiento y avances, dijo Georgieva.

Aproximadamente la mitad de las naciones en desarrollo verán caer sus niveles de ingreso per cápita en relación con las economías avanzadas como resultado de la pandemia, lo que marca un retroceso con respecto a las últimas décadas, señaló.

“Este año nos enfrentamos al riesgo de una gran divergencia”, dijo Georgieva. “El camino hacia la recuperación es desigual, y esa desigualdad puede traducirse en problemas sustanciales para el mundo en los próximos años”.

Georgieva destacó la necesidad de aliviar la deuda de las economías en desarrollo que luchan con cargas insoportables y de que los responsables de la formulación de políticas continúen brindando apoyo a las poblaciones vulnerables hasta que termine la crisis.

Edición Impresa