Estados Unidos prevé incremento de casos de la Covid-19 en algunas regiones

La Prensa forma parte de

The Trust Project

Estados Unidos prevé incremento de casos de la Covid-19 en algunas regiones
Más de 600,000 residentes estadounidenses han muerto por el virus. Archivo

El reciente aumento de los casos de la Covid-19 no muestra signos de disminuir en los estados de Estados Unidos que han impulsado el repunte a medida que prolifera la variante delta.

A nivel nacional, es probable que los casos suban a 306,909 durante la semana que termina el 14 de agosto, un 39% más que la semana pasada, según un conjunto de previsiones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Se esperan aumentos en algunos de los estados que muestran las peores tasas de casos. En Florida, se prevé que los casos se eleven a 62,744 por semana, más de la mitad del máximo durante el invierno en el estado. La tendencia es similar en Missouri, donde el gobernador anunció esta semana un nuevo programa de incentivos para la vacunación.

Las cifras reflejan un próximo capítulo preocupante en la pandemia, en el que más casos de variantes transmisibles se propagan a través de grupos no vacunados de Estados Unidos. Las pruebas y el uso de mascarillas están disminuyendo, mientras que las personas contagiadas son más jóvenes.

Más de 600,000 residentes estadounidenses han muerto. El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington calcula que se han producido 50,000 muertes entre el 12 de julio y el 1 de noviembre, lo que eleva el total estimado a unas 653,000. El grupo aún no prevé “aumentos exponenciales” como los observados en el Reino Unido, debido a las mayores tasas de infección previa y la mayor inoculación con las vacunas de ARNm, más efectivas, según un informe del 14 de julio.

Las hospitalizaciones están aumentando desde algunos de los niveles más bajos de la pandemia, aunque todavía están lejos de los máximos registrados en enero, ya que las personas mayores y las más vulnerables están mejor protegidos. Para la semana que terminó el 19 de julio, Estados Unidos informó un promedio de 3,521 ingresos hospitalarios, un incremento de 32% con respecto a la semana anterior.



Edición Impresa