Europa aprueba una tímida reapertura a un mundo poscoronavirus

Europa aprueba una tímida reapertura a un mundo poscoronavirus

Una treintena de países europeos acordaron este martes 30 de junio reabrir sus fronteras a los residentes en China, Canadá, Uruguay y otras 12 naciones, presionados por salvar una lucrativa temporada turística lastrada por la pandemia del coronavirus.

“Entramos en una nueva fase desde mañana [1 de julio] con una apertura selectiva de nuestras fronteras exteriores”, tuiteó el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, para quien es “un paso adelante”, si bien “la lucha contra la COVID-19 no terminó”.

La decisión de levantar restricciones se aplicará a China, Japón, Tailandia, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Marruecos, Túnez, Ruanda, Australia, Argelia, Georgia, Montenegro, Serbia y Canadá, así como Uruguay, el único país latinoamericano.

Los europeos precisaron que la reapertura se aplicará a los turistas de China "a reserva de confirmación de reciprocidad", máxime cuando las autoridades chinas solo autorizan la entrada de los residentes en un limitado número de países europeos.

Por su parte, Uruguay, donde las fronteras están cerradas desde marzo y es destacado como un ejemplo en el control de la pandemia, aseguró que deberán evaluar si tener una política de reciprocidad con la UE, en base también a factores de salud.

"Llegado el momento, esta reapertura va a tener que ser coordinada y bilateral, además por una razón muy elemental: para que los vuelos sean rentables no pueden venir llenos e irse vacíos", agregó el canciller uruguayo, Ernesto Talvi.

La lista de la UE confeccionada sobre todo en base a criterios epidemiológicos, que se actualizará cada dos semanas, deja fuera a los ciudadanos de Estados Unidos y Rusia que --junto con China-- son los principales grupos de turistas en la UE.

Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia, con más de 126 mil muertos por unos 2 millones 600 mil contagios, seguido de Brasil (58 mil 300 muertos por un millón 360 mil casos). Al menos medio millón de personas perdieron la vida en el mundo.

Para confeccionar su lista, los europeos, en pleno desconfinamiento, examinan la situación de la Covid-19 en los terceros países, que debe ser parecida o mejor a la europea, así como la tendencia de rebrotes o la respuesta general ante la pandemia.

El acuerdo se trata de una "recomendación" no vinculante a los países de la UE y a los asociados al espacio de libre circulación Schengen -Noruega, Islandia, Liechtenstein y Suiza-, responsables de aplicar la decisión en su totalidad o no.

A los ciudadanos del Reino Unido, país que abandonó la UE el 31 de enero, no se les aplican las restricciones, ni tampoco, según la recomendación adoptada este martes, a los de pequeños Estados europeos de Mónaco, Andorra, Vaticano y San Marino.

Edición Impresa