AUSTRIA

El conductor que embistió a decenas de peatones en Graz no estaba borracho

El conductor que embistió a decenas de peatones en Graz no estaba borracho
El conductor que embistió a decenas de peatones en Graz no estaba borracho

La prueba inicial de alcoholemia tras la detención del conductor que atropelló intencionadamente a decenas de peatones en el centro de la ciudad austríaca de Graz el sábado fue negativa, según revela hoy la televisión pública "ORF".

Se está a la espera del resultado de un análisis de sangre para saber si consumió drogas, indicó la fuente.

El primer interrogatorio al detenido, un joven austríaco de 26 años de origen bosnio, ha tenido lugar hoy, casi 24 horas después de la mortal carrera en la que murieron tres personas y 34 resultaron heridas, tres de ellas en estado crítico, porque el “estado psíquico” del detenido no lo ha permitido hasta ahora.

El joven actuó de forma evasiva durante la sesión de preguntas de hoy, según reveló el portavoz de la fiscalía, Christian Kroschl, en declaraciones a la agencia austríaca APA y se espera que a lo largo del día ingrese en una prisión de Graz tras lo que, el lunes por la tarde, comparecerá ante el juez.

La salud mental del detenido ha sido la explicación ofrecida por la policía al ataque que ayer sembró el terror en el centro de la tranquila ciudad de Graz, la segunda de Austria, descartando vínculos terroristas o religiosos.

La página web del ayuntamiento de la ciudad recoge hoy una cronología de los eventos en la que detalla el recorrido del coche por las calles del casco urbano y el rango de edades de los heridos, que se extiende de 4 a 75 años.

El relato menciona que dos de las tres víctimas mortales son una mujer y un hombre de 25 y 28 años respectivamente, mientras el tercero se trata un bebé, sin especificar su edad, aunque algunos medios, como el Kleine Zeitung, indicaron que tenía 4 años.

Durante los cinco minutos de locura, el coche atropelló tanto a ciclistas como a peatones, y se detuvo frente a un supermercado para bajar, apuñalar a una pareja, y retomar la carrera al volante del vehículo.

La policía intenta destacar hoy que, al contrario de las primeras informaciones, el conductor no se entregó voluntariamente sino que tuvo que ser reducido.

Cientos de velas y ramos de flores pueblan hoy diversas partes del recorrido que ayer emprendió el coche verde oscuro a una velocidad de 100kph, según testigos.

La conmoción en el país alpino ha alcanzado a algunos de sus más ilustres ciudadanos, como el actor Arnold Schwarzenegger, que ha calificado el suceso de “indescriptiblemente triste” en declaraciones a la agencia de prensa alemana, DPA.

“Todos debemos trabajar juntos para reconocer mejor las enfermedades mentales. Creo que semejante acto no lo puede cometer alguien que esté sano”, apuntó.

La ministra austríaca del Interior, Johanna Mikl-Leitner, se desplazó hoy a Graz para rendir homenaje ante los improvisados altares de rosas en puntos señalados del centro y visitar a algunos heridos, la mayor parte de los cuales está estable.

“El centro de la ciudad es como una herida abierta”, manifestó la ministra.

Graz ha suspendido actos culturales en señal de duelo y numerosas banderas negras ondean en edificios públicos.

Edición Impresa