Italia implementa nuevas medidas a medida que aumentan los contagios de la Covid-19

La Prensa forma parte de

The Trust Project

Italia implementa nuevas medidas a medida que aumentan los contagios de la Covid-19
‘El uso de certificados de vacunas es necesario para mantener abierta la economía’, dijo Draghi. Archivo

Italia restringirá muchas actividades de ocio para los ciudadanos que no estén vacunados contra la Covid-19 o que no hayan dado negativo recientemente para el virus, en medio de un aumento de las infecciones por la variante Delta.

El gabinete del primer ministro, Mario Draghi, decidió este jueves que se requerirá un llamado pase verde para cenar en el interior o para ingresar a lugares concurridos, como teatros, estadios, cines, gimnasios o museos. Los pases se entregan actualmente a personas que han recibido una vacuna, que se han recuperado del Covid-19 o que hayan dado negativo en las últimas 48 horas.

“El uso de certificados de vacunas es necesario para mantener abierta la economía”, dijo Draghi en una conferencia de prensa. “Una invitación a no vacunarse es una invitación a morir o dejar morir a otros. La falta de vacunas significa un nuevo confinamiento”.

La decisión se produce en momentos en que Italia lucha por salvar la temporada turística de verano y mantener la economía abierta a pesar del aumento de los casos de coronavirus. El país registró 5,057 nuevas infecciones el jueves, más del doble que la semana anterior.

Draghi enfatizó que la economía de Italia se está recuperando más rápido de lo esperado e incluso está superando a algunos de sus pares europeos. Más de la mitad de la población italiana está completamente vacunada, dijo.

Nuevos umbrales

El jueves, el Gobierno también modificó los umbrales que desencadenan automáticamente restricciones comerciales y cierres parciales a nivel regional, centrándose en la ocupación de hospitales en lugar de en los nuevos números de casos. Según las reglas anteriores, varias regiones, incluida Roma, ya habrían visto restricciones parciales reintroducidas a partir de este fin de semana.

Permitir muchas actividades sociales solo para aquellos que están vacunados es muy polémico dentro de la rebelde coalición gubernamental de Italia, y ha sido criticado por el líder de la Liga, Matteo Salvini, uno de los partidarios clave de Draghi. Aún así, los ministros de la Liga respaldaron las nuevas reglas.

Medidas similares anunciadas en Francia por el presidente Emmanuel Macron desataron protestas, pero también estimularon dramáticamente las vacunaciones.



Edición Impresa