EVALUACIÓN

La educación panameña ocupa los últimos puestos, según resultados de la prueba PISA

La educación panameña ocupa los últimos puestos, según resultados de la prueba PISA
Es la segunda vez que Panamá participa en este examen. LA PRENSA/Archivo

Los alumnos panameños reciben una educación mediocre que se sitúa a la cola de la lista de países evaluados desde el año 2000 por el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) conocido como PISA, por sus siglas en inglés.

Según esta prueba educativa de referencia mundial, Panamá ocupa el puesto 71 sobre 77 países evaluados, solo por encima de Indonesia, Marruecos, Líbano, Kosovo, República Dominicana y Filipinas.

Tras un parón de 9 años, los estudiantes de Panamá de 15 años volvieron a ser examinados el año pasado sobre sus conocimientos y habilidades en matemáticas, ciencias y comprensión lectora.

El retrato de la educación panameña que dejan los resultados correspondientes a 2018, presentados este martes de forma simultánea en varios continentes, es desolador.

Panamá se sitúa muy por debajo de la zona media tanto en lectura y comprensión de un texto escrito —donde los más fuertes son Estonia y Canadá— como en matemáticas y ciencias, materias dominadas por chinos.

El foco principal del estudio este año se centró en la compresión lectora. Un déficit que grava al país.

Según los datos, el 64% de los alumnos panameños de 15 años no puede “identificar la idea principal en un texto de longitud moderada, encontrar información basada en criterios explícitos, ni pueden reflexionar sobre el propósito y la forma de los textos cuando se les indica explícitamente que lo hagan”.

Y un 34% apenas llega a alcanzar este mínimo de comprensión. Es decir, de cada diez alumnos más de seis no entienden lo que leen. En cambio en los países que forman la OCDE, el 77% de los alumnos está capacitado para esta función básica. De hecho, la puntuación panameña es de 377 puntos (la media está en 487) lo que sitúa al país en el puesto número 63. Por debajo solo están Indonesia, Marruecos, Líbano, Kosovo, República Dominicana y Filipinas.

En cuanto a la evaluación en ciencias, los estudiantes en Panamá que son competentes a la hora de sacar algunas conclusiones a partir de diferentes fuentes de datos y pueden describir y explicar en parte las relaciones causales simples solo en torno al 29%.

La media de la OCDE se sitúa en el 78%. Panamá ha obtenido un resultado de 365 puntos cuando la media de los países de la OCDE es de 489.

El panorama en matemáticas es mucho peor. El 81% de los alumnos no sabe responder un cálculo simple, como comparar la distancia total a través de dos rutas alternativas o convertir los precios a una moneda diferente. En el mundo, solo son el 24% los que no llega a este nivel. En total, Panamá ha sacado 353 puntos cuando la media se sitúa en 489. Solo los alumnos de Filipinas y República Dominicana están en un estadio inferior.

Es la segunda vez que Panamá participa en este examen que valora hasta qué punto los alumnos cercanos al final de la educación obligatoria han adquirido los conocimientos y habilidades necesarios para la participación plena en la sociedad del saber.

La prueba se realiza cada tres años y sirve a gobiernos y escuelas como guía para mejorar las destrezas académicas de los alumnos.

La educación panameña ocupa los últimos puestos, según resultados de la prueba PISA
Tabla de resultados de la prueba 2018.


Edición Impresa