MEDICAMENTOS

OMS se opone al uso del remdesivir contra la Covid-19

OMS se opone al uso del remdesivir contra la Covid-19
Los expertos de la OMS basaron sus conclusiones en el análisis de cuatro ensayos clínicos internacionales. Archivo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó este viernes que los pacientes de la Covid-19 hospitalizados no reciban tratamiento con remdesivir porque este medicamento antiviral no evita las muertes ni las formas graves de la enfermedad.

“El medicamento antiviral remdesivir no es aconsejable para los pacientes hospitalizados a causa de la Covid-19, sea cual sea la gravedad de su enfermedad, ya que actualmente no hay ninguna prueba que demuestre que mejora la supervivencia ni permita evitar la respiración asistida”, dijo la OMS en un comunicado.

La recomendación se tomó después de la opinión de su grupo de expertos, cuyas conclusiones se publican en la revista médica BMJ.

Esos expertos destacan “la posibilidad de importantes efectos secundarios” de este medicamento, así como “su costo relativamente importante y sus implicaciones logísticas”, ya que “debe administrarse por vía intravenosa”.

Según ellos, todavía no es posible afirmar que el remdesivir no tiene ningún beneficio. Pero el hecho de que su eficacia no haya sido probada, combinado con sus desventajas (posibles efectos secundarios y costo), los lleva a no recomendarlo.

Sin embargo, los expertos piden que se realicen más ensayos clínicos para ver si este medicamento no podría beneficiar a ciertas categorías de pacientes.

“Puede que haya algunas señales de que las personas menos enfermas o que se encuentran en una etapa más temprana de la enfermedad podrían ser un área a explorar”, dijo uno de los responsables del panel de expertos, Bram Rochwerg, en una conferencia de prensa.

El remdesivir fue inicialmente desarrollado contra la fiebre hemorrágica del Ébola y es vendido por el laboratorio Gilead bajo el nombre comercial de Veklury.

El 3 de julio se convirtió en el primer medicamento contra la Covid-19 que recibió una autorización de venta condicional en el mercado europeo. Sin embargo, está generando más entusiasmo en América del Norte que en el Viejo Continente.

Edición Impresa