La policía debe ser reformada, dice Obama tras muerte de dos afroamericanos

La policía debe ser reformada, dice Obama  tras muerte de dos afroamericanos
La policía debe ser reformada, dice Obama tras muerte de dos afroamericanos

El presidente Barack Obama abogó este viernes por una reforma de la policía estadounidense, tras la muerte de un hombre afroamericano, el segundo en dos días, lo que reabrió el debate sobre las brutalidades policiales en Estados Unidos.

+info

Exigen investigación por muerte de un hombre a manos de policía en Estados Unidos

A su llegada a Varsovia, donde debe participar en una cumbre de la OTAN, Obama presentó sus condolencias a la familia de un automovilista negro abatido por un policía en el Estado de Minesota (norte).

Estados Unidos ha vivido "demasiadas veces tragedias como ésta", deploró el presidente.

Sumando su voz a una creciente indignación de la opinión pública, Obama dijo que las muertes a tiros son síntomas de "un conjunto más amplio de disparidades raciales" en el sistema de justicia que no están siendo corregidas con la suficiente rapidez.

Mencionó punto por punto de una lista de estadísticas que dijo muestran que las preocupaciones en torno a que hay una parcialidad son reales: afroestadounidenses que son baleados por la policía o arrestados a una tasa más de dos veces superior a la de los estadounidenses blancos."Cuando ocurren incidentes como este, hay una gran porción de nuestros conciudadanos que sienten que se debe al color de su piel, que no están siendo tratados igual que los demás", afirmó Obama. "

Un video difundido en directo en Facebook que muestra a Philando Castile, un empleado de comedor escolar de 32 años, mientras agonizaba en un coche tras ser disparado por un policía, suscitó la indignación en Estados Unidos.

El país ya guardaba luto por un caso parecido en Luisiana, donde un vendedor ambulante, Alton Sterling, negro de 37 años, fue abatido cuando se encontraba inmovilizado en el suelo.

Tras recordar que los estadounidenses no blancos son susceptibles de detenidos, cacheados o matados por la policía, Obama exhortó a sus conciudadanos blancos a no ser sólo un problema para las minorías.

"No es sólo un problema de los negros. No es sólo problema de los hispánicos. Es un problema estadounidense que nos debería preocuparnos a todos", lanzó."Nos toca a todos decir que lo podemos hacer mejor.

Valemos más que esto", insistió. Obama defendió las propuestas de reformas presentadas el año pasado por la Casa Blanca y afirmó que ya es hora de aplicarlas."Si de estas tragedias puede salir algo bueno, mi esperanza reside en que las comunidades a través del país se interesen y digan: '¿Cómo aplicar estas recomendaciones?'", dijo".

Algunas jurisdicciones adoptaron estas recomendaciones. Muchas no lo han hecho”, lamentó Obama.

Edición Impresa