COVID-19

Unión Europea obtiene en justicia menos dosis de AstraZeneca que lo reclamado

Unión Europea obtiene en justicia menos dosis de AstraZeneca que lo reclamado
Según AstraZeneca, el juez reconoce también que los europeos no tenían "ninguna exclusividad o derecho de exclusividad". AFP

La justicia belga exigió este viernes al laboratorio farmacéutico AstraZeneca, demandando por sus retrasos en las entregas, suministrar 50 millones de dosis de su vacuna anticovid a los 27 países de la Unión Europea (UE), una cantidad inferior a la reclamada.

El grupo farmacéutico sueco-británico “saludó” la decisión, asegurando ser sobradamente capaz de alcanzar el objetivo.

La Comisión Europea, que había negociado los contratos de precompra de vacunas a nombre de los 27 países del bloque comunitario, se congratuló de que un juez reconociera que el laboratorio no respetó sus obligaciones contractuales.

El asunto de los tratados de suministros de AstraZeneca ha interferido en sus relaciones con la UE desde hace varios meses, en un contexto de grandes presiones para vacunar a la población lo más rápidamente posible, antes de que se desarrollen nuevas variantes del coronavirus.

Tras no lograr alcanzar un acuerdo amistoso, el Ejecutivo europeo anunció el 26 de abril que acudió a un tribunal belga para que se reconocieran las fallas de la farmacéutica a la hora de cumplir con el contrato firmado a finales de agosto de 2020, regido por el derecho belga.

En el centro del litigio, la UE reprochaba al laboratorio que solo le hubiera suministrado, en el primer trimestre de 2021, 30 millones de dosis, en vez de las 120 millones prometidas.

La UE reclamaba que el faltante de 90 millones de dosis le fuera entregado el 30 de junio.

Pero, al final, ese faltante solo será de 50 millones −de un total de 80 millones−, que deberán distribuirse en tres tandas, desde finales de julio a finales de septiembre, según el fallo del juez.

Un calendario que al laboratorio no debería resultarle demasiado apremiante, pues ya ha suplido buena parte su retraso.



Edición Impresa