Protestas

Nueva manifestación contra Lukashenko en Bielorrusia

Nueva manifestación contra Lukashenko en Bielorrusia
El movimiento de protesta sin precedentes, sigue reuniendo a decenas de miles de personas todos los domingos. AFP

Cerca de 100 mil manifestantes salieron de nuevo a las calles de Minsk este domingo para denunciar la reelección del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, protesta contra la cual la policía utilizó un cañón de agua.

El movimiento de protesta sin precedentes, desencadenado por las sospechas de fraude masivo en las elecciones presidenciales del 9 de agosto, sigue reuniendo a decenas de miles de personas todos los domingos, a pesar de la represión.

El domingo por la tarde, más de 100 mil personas, según la agencia rusa Interfax, participaron en una marcha dedicada esta vez a los “prisioneros políticos”.

El medio en línea independiente Tut.by habló de decenas de miles de personas y publicó imágenes de impresionantes columnas de manifestantes que llevaban los estandartes blancos-rojos-blancos de la oposición.

Como todos los domingos, las autoridades desplegaron numerosos agentes antidisturbios y vehículos blindados. También restringieron el acceso al internet móvil y el transporte público para dificultar la movilización.

“Se utilizó un cañón de agua en Minsk”, dijo la portavoz del ministerio del Interior, Olga Chemodánova, a la AFP, y explicó que la policía también llevó a cabo “detenciones”, sin dar cifras.

El viernes, las autoridades también cancelaron las acreditaciones de todos los medios extranjeros, lo que dificulta la cobertura de los acontecimientos en el país.

Muchos bielorrusos recibieron mensajes del ministerio del Interior en los que se les advierte que no deben participar en reuniones no autorizadas. “No se equivoquen!”, dicen los mensajes.

Hasta ahora, sin embargo, las multitudes siguieron tomando las calles.

Cientos de manifestantes, líderes de movimientos políticos, sindicatos y periodistas fueron arrestados desde agosto, acusados de organizar o participar en la protesta.

Según el centro bielorruso de derechos humanos, Viasna, hay ahora 77 “presos políticos” en el país.

En Minsk, los incidentes son escasos por lo general pero docenas de personas son arrestadas todos los domingos.

En otras partes del país también se están produciendo grandes manifestaciones.

Edición Impresa