Pfizer y Moderna prometen más vacunas contra la Covid-19 para países pobres

Pfizer y Moderna prometen más vacunas contra la Covid-19 para países pobres
Las cifras de Pfizer suman 1,000 millones de dosis en 2022 para países de ingresos bajos y medios, además de un objetivo similar para este año. AFP

Pfizer Inc. y otras farmacéuticas se comprometieron a llevar más vacunas contra la Covid-19 a países más pobres durante los próximos 18 meses, aumentando los esfuerzos para combatir la pandemia de coronavirus.

Los compromisos de Pfizer, Moderna Inc. y Johnson & Johnson se realizaron en una cumbre del Grupo de los 20 países este viernes. En el evento, los líderes prometieron priorizar el multilateralismo para hacer frente al virus y prevenir futuros brotes, en un intento por dar vuelta a la página de perjudiciales tensiones en la respuesta a la pandemia.

“La pandemia de la Covid-19 ha demostrado la importancia de la cooperación internacional”, dijo el primer ministro italiano, Mario Draghi, cuyo país ocupa la presidencia del G20.

Las cifras de Pfizer suman 1,000 millones de dosis en 2022 para países de ingresos bajos y medios, además de un objetivo similar para este año.

Moderna también planea entregar más vacunas, mientras que J&J dijo que está en conversaciones para entregar 300 millones en 2022.

“No estaremos seguros hasta que todos estén protegidos en todo el mundo”, dijo en la cumbre Stephane Bancel, director ejecutivo de Moderna.

Las promesas se producen después de que algunas farmacéuticas y países ricos enfrentaran críticas por no priorizar lo suficiente la equidad de las vacunas mientras ganan miles de millones de dólares con ellas. Pfizer proyectó para este año ventas de su vacuna por $26,000 millones, mientras que Moderna estima que generará unos $19,000 millones.

AstraZeneca Plc fue la primera compañía en aceptar contribuir al programa Covax (Centro de Acceso Global a Vacunas Covid-19) el año pasado y está proporcionando la vacuna al costo durante el período de la pandemia.

Los líderes en la reunión deben firmar la llamada Declaración de Roma, un conjunto de principios rectores que van desde garantizar la distribución justa de las vacunas hasta aumentar la producción y posiblemente usar licencias obligatorias, según funcionarios que pidieron no ser identificados antes de conversaciones.

“Mientras nos preparamos para la próxima pandemia, nuestra prioridad debe ser asegurarnos de que superemos todos juntos la actual”, dijo Draghi, quien organiza la cumbre conjuntamente con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Von der Leyen dijo que la UE apunta a donar al menos 100 millones de dosis a países de ingresos bajos y medios para fines de 2021. Señaló que las vacunas deben “llegar a todos en todas partes, no solo mediante el intercambio y la exportación, sino también mediante la difusión de capacidades de fabricación a más regiones”.



Edición Impresa