AUDIENCIA

Testigo clave en juicio por muerte de Floyd intenta evitar comparecer

Testigo clave en juicio por muerte de Floyd intenta evitar comparecer
Philonise Floyd, Rodney Floyd, ambos hermanos de George Floyd junto a la activista Gwen Carr afuera de la Corte.

Un testigo clave en el juicio contra el policía acusado de asesinar a George Floyd intentó este martes evitar su comparecencia, pues según sus abogados podría incriminarse a sí mismo por otros cargos.

Morries Hall, quien estaba con Floyd en su automóvil poco antes de su muerte, está bajo custodia y apareció a través de video en la audiencia tras haber sido citado para testificar.

“Realmente hay un resquicio muy pequeño y estrecho que podría ser permisible”, dijo el juez Peter Cahill luego de que los abogados de Hall argumentaran de que era imposible que su cliente testificara sin incriminarse a sí mismo.

El juez dijo que más tarde decidirá sobre la solicitud de Hall de no testificar.

Hall es visto como un testigo potencialmente importante para la defensa de Chauvin, quien fue filmado arrodillado sobre el cuello de Floyd durante más de nueve minutos.

Las imágenes desgarradoras del arresto de Floyd desataron protestas contra la brutalidad policial y el racismo en Estados Unidos y en el mundo.

Los fiscales buscan demostrar que la muerte de Floyd fue por asfixia, mientras que la defensa de Chauvin afirma que se debió a drogas ilegales en el sistema de la víctima.

El defensor de Chauvin, Eric Nelson, confirmó que quería preguntar a Hall si había vendido o dado drogas a Floyd.

El abogado de Hall dijo que “hay una acusación de que el Sr. Floyd ingirió una sustancia controlada mientras la policía lo sacaba del automóvil... Esto deja al señor Hall potencialmente incriminándose a sí mismo”.

Chauvin, quien fue despedido de la policía después del incidente, se declaró inocente de los cargos de asesinato y homicidio involuntario.

El jefe de la policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, testificó el lunes que Chauvin violó las políticas de entrenamiento al arrodillarse sobre el cuello de Floyd después de que éste había dejado de resistirse.

El martes, otros testigos adoptaron en gran medida la misma línea al ser interrogados sobre las acciones de Chauvin.

El teniente Johnny Mercil, coordinador del uso de la fuerza de la policía, dijo que no se trataba de una maniobra autorizada cuando se le mostró una foto de Chauvin arrodillado sobre el cuello de Floyd.

“Les decimos a los oficiales que se mantengan alejados del cuello cuando sea posible. Y si van a utilizar el peso de su cuerpo, que lo coloquen sobre su hombro”, dijo Mercil durante el interrogatorio.



Edición Impresa