Desaparecen los planos para reparar Catedral Metropolitana en San Felipe

Desaparecen los planos para reparar Catedral Metropolitana en San Felipe
0_201412052Wrhjk


Los planos originales para la restauración de la Catedral Metropolitana, en San Felipe, por los  que la pasada administración del Instituto Nacional de Cultura (Inac) pagó casi $1 millón, no aparecen.

Estos  documentos debían reposar   en la Dirección de Patrimonio Histórico del  Inac, pero  las nuevas autoridades  no los  hallan.

Wilhelm Franqueza, director de Patrimonio Histórico, manifestó que  junto a su equipo      buscan   por todas las  oficinas.

Estos  planos  generaron polémica en 2013,  luego de que la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura de Panamá –adscrita al Ministerio de Obras Públicas–  detectara que el arquitecto colombiano Pedro Rafael Tono los firmó  sin contar con “idoneidad”. 

Tono fue contratado   por el Inac,    entre 2010 y 2011,  para que  diseñara la hoja de ruta para restaurar la Catedral Metropolitana. Por el trabajo  cobró $840 mil,  divididos en dos contratos directos.

Por la  primera fase se le entregó $280 mil  en 2010 y, por la segunda, $560 mil  a mediados de 2011.

Franqueza destacó que esta administración tiene intenciones de restaurar la estructura  que forma parte del Conjunto Monumental Panamá Viejo-Casco Antiguo, declarado  patrimonio  de la humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.   

Subrayó que hacen  diligencias para  contactar   al arquitecto colombiano,   con el objetivo de que les envíe una copia de   los planos.

“Aquí en la Dirección de Patrimonio debía haber, por lo menos, una copia. Lo que sí tenemos son los estudios,  pero los planos no están”,  señaló el funcionario.

El último estimado hecho para rehabilitar la iglesia Catedral  está  entre los $10 millones y $15 millones y, en ese sentido, las   autoridades de Patrimonio Histórico buscan rescatar  algunos  conceptos     contenidos en  estudios y planos.

 Sin embargo, los planos no pueden ser utilizados de forma íntegra porque  fueron invalidados el año pasado por la  Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura de Panamá.

De hecho, Franqueza reconoció que necesitarán “nuevos planos” porque los anteriores violaron  normas.

  Precisamente, el artículo 18 de la Ley No. 15 del 26 de enero de 1959, indica: “Ninguna persona, compañía o empresa podrá  anunciarse u ofrecer sus servicios bajo cualquiera de las denominaciones profesionales establecidas en esta ley y sus reglamentos, si  no posee certificado de idoneidad o no hay en la empresa o compañía un profesional idóneo en funciones, regulares con  la misma”.

A raíz de esto, la junta que preside  presentó  una denuncia contra Tono en el Ministerio Público, por “usurpación de título”.

EXDIRECTORA HABLA

Ante estos hechos, la exdirectora del Inac  María Eugenia Herrera indicó que  dejó a las autoridades entrantes el pliego de condiciones y los estudios  de la Catedral Metropolitana.

Sobre los planos, aclaró que eso no lo manejaba  Patrimonio Histórico. “Llamen a la exdirectora  de patrimonio (Sandra Cerrud), yo dejé todos mis documentos”, manifestó.

“El plano final no los manejaba yo. Yo le pregunté a Cerrud sobre los planos y ella me dijo que  eso estaba allí. Lo que hace falta en tal caso son los planos físicos”,   dijo. 

Se  intentó obtener una versión de Cerrud, pero   no hubo  respuesta.

Por  su parte, el arquitecto  Pedro   Rafael Tono  afirmó que  es bien extraño  que no se  encuentren los planos  porque los entregó,   en tres ocasiones, en la Dirección Nacional,   tanto en papel como en dispositivos de almacenamiento, y cuenta con    las respectivas constancias.

Aseguró que  no    entregó solo los   planos, sino      toda la investigación,    las especificaciones técnicas y el presupuesto detallado de las obras necesarias para   restaurar  la Catedral. 

Aclaró que  firmó los planos  como representante legal de Restauraciones Integrales S.A., empresa contratista del Inac,  “porque la firma del idóneo panameño corrió a cargo de dos  representantes técnicos de la empresa,    inscritos ante la  Junta Técnica de Ingenieros y Arquitectos de Panamá”.

LAMENTA LO SUCEDIDO

Ricardo Gago, presidente del Comité de Amigos de Iglesias del Casco Antiguo, dijo que es “lamentable” lo ocurrido con estos documentos y  considera que  “deben aparecer”.

“Nosotros también estamos al tanto que los planos sellados no aparecen y ahora esto se une  a la falta de fondos para rehabilitar la iglesia Catedral”, mencionó.

Explicó que lo único que apareció es un anteproyecto que no tiene validez ante  la ley para llevar a cabo trabajos de restauración en el inmueble  religioso.

Recomendó contactar al arquitecto colombiano para que remita los planos a las autoridades panameñas para  no perder ese gran gasto. “Se necesitan esos planos”, añadió.