CANDIDATURA PANAMEñISTA

Análisis de una derrota

En la reciente elección presidencial, la papeleta del Partido Panameñista obtuvo el 8.85% de los votos. El candidato Blandón llegó al 10.83% de los votos, al adicionarse los votos de la papeleta del Partido Popular, que representó el 1.98% de los votos. Debemos anotar que en la misma jornada electoral, la papeleta panameñista obtuvo el 20.83% de los votos para diputados. En 30 de los 39 circuitos electorales, los candidatos panameñistas a la Asamblea Nacional recibieron más votos que el candidato presidencial. En cuanto a las elecciones para representantes de corregimiento, el panameñismo obtuvo el 17.95% de los votos, pasando de 120 representantes en el actual periodo constitucional, a 140 representantes para el periodo 2019-2024.

Lo antes expuesto motivó que algunos analistas políticos examinaran el porqué el candidato Blandón, con una gestión positiva en la Alcaldía, con un buen dominio de la discusión de los problemas nacionales y con una buena actuación en los debates presidenciales, haya obtenido un resultado tan pobre. Si bien es cierto que en parte el resultado se puede atribuir al desgaste de la gestión gubernamental, no es menos cierto lo que han indicado estos analistas en el sentido de que la campaña del candidato panameñista fue incoherente. Por ende, nos toca examinar de manera puntual algunas decisiones de la campaña que incidieron en el resultado.

En primer lugar, el candidato Blandón pretendió ser un candidato de oposición con su lema “cambio profundo”. La audiencia a la que iba dirigido este mensaje no lo encontró creíble y en su gran mayoría se inclinó por otros candidatos.

Por otra parte, el alcalde Blandón basó gran parte de su campaña en el tema de la constituyente. Los resultados electorales demostraron que este tema fue de poca relevancia para los electores.

Blandón tomó distancia de su partido, de su bandera, de los colores y de su base desde el principio de la campaña, usando otros colores. Trató de acercarse en las últimas tres semanas, pero el daño ya estaba consumado.

Si bien el Gobierno tiene un desgaste, los pilares y muchos de los programas sociales del Gobierno sí gozan de una buena aceptación. No obstante, el candidato nunca promovió programas como Panamá Bilingüe, techos de Esperanza y otros que pudiesen estar en riesgo con los candidatos Roux o Cortizo. No supo capitalizar obras como la línea 2 del Metro, los avances del cuarto puente, de la línea 3 del Metro, el centro de convenciones y el puerto de cruceros.

Si bien Blandón es el alcalde del distrito de Panamá, no logró consolidar una base de apoyo político en la capital. Prueba de ello es que el candidato del panameñismo para alcalde de la capital, recibió más votos que los que recibió el candidato presidencial en toda la provincia de Panamá.

Concluyo indicando que nos corresponde a los panameñistas aprender de los errores cometidos y hacer las rectificaciones de rigor.

El autor es abogado

Edición Impresa