EDUCACIóN SUPERIOR

La Constitución y la UP

El martes 22 de octubre se realizó una marcha convocada por el rector de la UP en contra de las propuestas de reforma a la Constitución que afectan la educación superior del país. Sin embargo, esta situación no es culpa únicamente de los políticos; son igual de responsables las autoridades universitarias que se jactan de preparar a los mejores médicos del país, pero no saben el beneficio que brinda prevenir una enfermedad antes de que esta se manifieste. Cuando el gobierno realizó el afamado recorte presupuestario a la UP, fueron los grupos estudiantiles los primeros en salir a la calle y luego se manifestó el rector. Las cafeterías más concurridas del “campus central” fueron cerradas, a los estudiantes se les vendió la idea que esto era a causa del recorte. Pero una noticia presentada por la periodista Kayra Saldaña el 30 de agosto demostró que eran problemas en las tuberías de gas, las responsables del cierre.

En aquel momento como buen estadista que debe ser todo rector, pudo hacer un llamado a los Decanos de todas las facultades para que realizaran consultas al estudiantado, con las cuales se redactaría una lista de propuestas de reformas constitucionales, por las que los jóvenes sean capaces de luchar a capa y espada. Pero, ¿Qué paso luego del recorte presupuestario? Una conversación.

El presidente como buen político panameño le prometió el cielo y las estrellas al rector. Este último mandó a calmar a los estudiantes creyendo en el palabra que le habían dado, al igual que hizo en 1938 el primer ministro Chamberlain al firmar “la paz” con Hitler, que luego lo traicionó. Como la historia se repite en espiral, esa traición se manifestó en nuestro país con la resolución No.69.

Nuevamente los grupos estudiantiles salieron a la calle como de costumbre, diversos sectores se pronunciaron, y el rector reapareció. ¿Qué normativa estatal propuso la UP tras 2 golpes al sistema educativo universitario? Ninguna. Durante los debates el actual presidente habló de su compromiso de reformar la Constitución. Con ese ímpetu agarró el archivo de la Concertación Nacional manejada por los partidos políticos de siempre y se lo entregó sin cambios a la Asamblea Nacional. Dando un mensaje claro a la población con su actuar “Arréglense con los diputados” En ese momento, ¿Qué propuesta trascendental realizaron las autoridades universitarias para que la UP deje de ser pisoteada por los políticos? Ninguna.

Y por tanto hoy sufre la educación universitaria los resultados de una enfermedad que pudo ser prevenida en su debido momento. Tras cinco periodos del ex rector que ocupó el cargo, se esperaba que su sucesor no fuera complaciente ante los antojos del gobierno de turno. Pero, la realidad es que solo cambiaron los nombres, los edificios se siguen cayendo, el nivel de enseñanza va en decadencia y la educación superior pública va rumbo a su extinción.

El autor es estudiante de derecho

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL