PERSPECTIVA

Constituyente del Toro y de otros

Temas:

Terminó el año y empezó el nuevo con las mismas controversias, las que –básicamente– son consecuencia y no causa. Sí, son consecuencia de un sistema político desnaturalizado que no cumple con el objetivo de estructurar un Estado que produzca el máximo de bienestar común.

Desde la década del 80 del siglo pasado, en plena dictadura, entendí y abracé que la nación panameña tenía que ir a un proceso constituyente.

Hace unas semanas, Ernesto Pérez Balladares propone que, para la coyuntura electoral de 2019, se considere que el gobierno que surja convoque a una constituyente que nos dote de una nueva Constitución para regir la vida política de la nación. Y que habiendo cumplido esa asamblea constituyente con dotarnos de una nueva Constitución, se llame a elecciones con las nuevas reglas a más tardar en el año 2021. Es un buen resumen de lo que debe ser. Indudablemente que surgen muchas preguntas, pero lo trascendente es que, con sus contactos de clase ha logrado que la propuesta se haya escuchado. Infinidad de los exmiembros del Partido Acción Popular, que como dije, desde hace más de 30 años hemos planteado ese ejercicio político para restaurar el purulento sistema político, poco ha podido divulgarse.

Llama la atención la conciencia tardía de una figura del poder constituido en lo político, económico y social, que tuvo oportunidad de llevar un proceso como el que ahora propone cuando fue presidente y encima trató de modificar la Constitución para reelegirse. Debió, antes de eso, allá por el año 1995, proponer una constituyente y que en 1997 se hicieran nuevas elecciones. En aquel momento de menos crispación tal vez hubiera fluido más fácil.

En 1994, luego de elegido Pérez Balladares, un grupo de panameños concurrimos ante el presidente Endara solicitándole que convocara a la elección de una constituyente para agosto, y que Pérez B. cuando tomara posesión en septiembre lidiara con lo que ahora parece entender se necesita. Endara no se atrevió como cuenta la historia. Debimos haber ido donde Pérez B. que, tal vez, si ahora ve la necesidad de una constituyente, le hubiéramos despertado en aquel tiempo lo que hoy ve con claridad.

Pero regresemos al presente. Urge atender la crisis del sistema mediante el único instrumento para construir democracia: el diálogo nacional incluyente que no deje sectores por fuera. Y ese gran diálogo nacional en la jerga política se llama “proceso constituyente”. Hablamos de proceso constituyente porque es más que redactar un nuevo cuerpo de normas constitucionales. Es generar docencia y debate que avenga a los diferentes actores de la vida ciudadana para establecer el piso sobre el cual debe edificarse la institucionalidad del Estado, hoy colapsada.

Cabe recordar que Panamá vivió una crisis política, social y económica en 1945, y fue a una constituyente que redactó un relativo buen texto ( Constitución de 1946), pero la docencia y empoderamiento del pueblo no se logró; prueba está que tras solo dos años (1948) se produce un fraude electoral que, con la muerte en ejercicio del beneficiario del fraude, Domingo Díaz, las facciones oligárquicas entran en pugna convirtiéndose el coronel José Remón, jefe de la Policía, en árbitro, y en 1949 presiona la renuncia de Daniel Chanis, primer vicepresidente. La Corte Suprema dice que Chiari no puede encargarse de la presidencia y salomónicamente Remón (alias “quita y pon”) pide recuento de votos y ¡eureka!, descubren que en 1948 se habían equivocado, que había ganado Arnulfo Arias, al que Remón lleva a la presidencia pero le da un golpe en 1951. Remón se propone como candidato a la presidencia con todo amarrado; gana (¿?) y es asesinado en 1955.

¿Para qué sirvió esa constituyente? Nació muerta porque la oligarquía la usó como salvavidas. Esto no descalifica el instrumento constituyente. Si se hace sin incluir ni respetar a todos, repetirá resultados indeseados. Con procedimientos correctos, liderados por un gobierno de unidad nacional, sería exitosa.

Urge un proceso constituyente llevado por un gobierno con visión de estadista, salido de la coyuntura electoral de 2019, de una alianza, preferiblemente de independientes que, comprometidos de antemano con un proceso constituyente, ganen la mayoría de los cargos a elección: presidente, diputados, alcaldes y representantes. Y apoyados por un pueblo activo que exija y vigile que se constituya la nueva República.

Es difícil, pero no es imposible, siempre que los ciudadanos más íntegros, aptos e ilustrados dejen sectarismos producto de los egos y que, debatiéndolo todo, disminuyan la desconfianza que hoy impera. Deben estar marginados de la dirección de este proceso, además de los pillos, los que hayan sido actores jerárquicos en los tres órganos del Estado de los últimos 25 años, y si participan, que sea en la cola, porque su presencia seguro causaría resquemores.

Lo importante es fundar la nueva República.

El autor es odontólogo

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Consejo Permanente de la OEA Luis Almagro: 'Ya es demasiada la sangre derramada' en Nicaragua

Secretario general de la Organización de Estados Americanos Luis Almagro. Secretario general de la Organización de Estados Americanos Luis Almagro.
Secretario general de la Organización de Estados Americanos Luis Almagro. AFP/Archivo

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, pidió este viernes 19 de octubre el cese de la ...

Reportes de prensa Confirman deceso de periodista Jamal Khashoggi

Jamal Khashoggi era columnista del 'Washington Post'. Jamal Khashoggi era columnista del 'Washington Post'.
Jamal Khashoggi era columnista del 'Washington Post'. AFP

La prensa estatal de Arabia Saudí reportó este viernes que los fiscales del reino creen que el periodista Jamal Khashoggi ...

Grandes Ligas Medias Rojas, en otra Serie Mundial, y su as Sale está listo

Los Medias Rojas no llegaban a la Serie Mundial desde 2013. Los Medias Rojas no llegaban a la Serie Mundial desde 2013.
Los Medias Rojas no llegaban a la Serie Mundial desde 2013. AFP

David Price, al fin, lució como un as en la postemporada. Craig Kimbrel pudo lanzar un inning con autoridad. Jackie Bradley ...